Local

Rubalcaba: "El PP quiere el final del juego" por temor a perderlo

Afirma que se atisba una mejoría en el país que no beneficia a Rajoy.

el 27 mar 2011 / 18:46 h.

TAGS:

Rubalcaba conversa animadamente con Bono en un mitin en Alcázar de San Juan.
La constate petición del PP al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que adelante las elecciones generales tuvo ayer una respuesta contundente por parte del vicepresidente primero y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien indicó que el PP está empezando a pedir "que se pite el final del partido" porque ve que "empieza a atisbarse" que las cosas están cambiando a mejor en el país y que cuando lleguen las elecciones estará "recuperado". Una situación, que en su opinión, perjudica al PP.


"Tienen razones para estar preocupados", aseveró Rubalcaba durante su intervención en el acto de presentación de candidaturas del PSOE de Castilla-La Mancha en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), donde afirmó que los populares quieren que llegue el final del partido "no porque le interese a España sino porque le interesa al PP".


Aludió así a las recientes declaraciones del secretario general del Partido Popular Europeo (PPE), Antonio López-Istúriz, afirmando que se podía tener "cierta envidia" de que Portugal pudiera tener la oportunidad de cambiar de Gobierno después de que el primer ministro portugués, José Sócrates, presentara su dimisión. "Lo que quiere decir -interpretó el ministro- es que no nos importaría estar tan mal como Portugal siempre y cuando podamos cambiar de Gobierno", criticó, agregando que esa recuperación está llegando. "Lo hemos hecho una vez más en la historia de España, solitos".


En este acto también estuvo el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, quien señaló, tras las críticas a Zapatero y a su Gobierno, que "un hombre no es culpable de lo que le sucede a un pueblo" y volvió a recordar la "injusticia irreparable" que se cometió con el expresidente del Gobierno Adolfo Suárez cuando ocupaba estaba al frente del Gobierno.


"Cuando se critica a Zapatero yo digo: ¿pero no habéis mirado al otro?", dijo Bono, quien pidió no ser "necios" y darse cuenta de que Zapatero es mejor que el líder popular, Mariano Rajoy. Así, dijo que los que quieren achicar la legislatura y al presidente "no son grandes, son chicos" y remarcó que en 2012 el PSOE contará con un candidato que lleve a Rajoy "al lugar chico que merece, es decir, en la oposición".


En este acto también sobrevoló el tema de la sucesión de Zapatero. Fue el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, quien dijo de Rubalcaba que es un "hombre de Estado" y con su "experiencia transmite confianza".


Respecto a las próximas autonómicas en Castilla-La Mancha, aseguró que no "da igual quien gobierne" en la región y manifestó que quiere seguir gobernando para "seguir construyendo uno de los mejores sistemas" sanitarios, educativos y sociales. En este sentido, recordó que "no siempre hubo estos servicios" sociales, educativos y sanitarios y avisó que "no está escrito que sean irreversibles", ya que depende de la prioridad que le den los gobiernos a estos servicios, algo que su gobierno le seguirá dando, si continua en el poder, absoluta prioridad.


Asimismo, señaló que "ha costado mucho hacer esta región", por lo que no le cabe en la cabeza que la presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, "quiera gobernar estando más tiempo en Madrid que en la región", algo que consideró "insultante".
En este primer gran acto de campaña del PSOE en Castilla-La Mancha, arropando a Barrera estuvieron la artista Sara Montiel, el padre Ángel de Mensajeros de la Paz y el atleta Julio Rey, entre otros rostros conocidos.

  • 1