Economía

Rubalcaba excluirá a las rentas medias del Impuesto de Patrimonio

El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirma que el gravamen se resucitará este viernes en Consejo de Ministros.

el 11 sep 2011 / 15:09 h.

Rubalcaba, esta mañana en un encuentro en Madrid.

Tras varias semanas de titubeos y de dejar entrever que sí, que la puerta estaba abierta a nuevas subidas de impuestos para las rentas más elevadas, finalmente tuvo que ser el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno quien confirmara ayer que, efectivamente, el Gobierno recuperará el Impuesto sobre el Patrimonio que había eliminado en 2008. Y lo hará en el próximo Consejo de Ministros, que se celebrará este viernes.

Alfredo Pérez Rubalcaba adelantó durante su intervención en un acto en el Instituto Jaime Vera de Galapagar (Madrid), que había pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "reactive ya mismo" el "impuesto a los patrimonios más grandes", una medida que aparece en su programa electoral. Y Zapatero le ha hecho caso.

Según señalaron fuentes cercanas al candidato, éste ha solicitado, además, que se eleve considerablemente el mínimo a partir del cual debe pagarse el impuesto. De esta manera solo gravará a los grandes patrimonios y no a las clases medias como ocurría con el impuesto hasta que se suprimió hace tres años.

Según apuntó Rubalcaba, el dinero recaudado a través de este gravamen estaría ya disponible en 2012, de manera que "el nuevo Gobierno que esté en el poder podrá utilizarlo". "Si me dais la oportunidad de ser quien decida qué hacer con él, lo destinaré al empleo juvenil", explicó.

Zapatero fue quien aprobó en su día una exención del cien por cien de ese impuesto, aunque no lo eliminó totalmente, lo que ahora le permite aprobar la medida mediante un real decreto y sin necesidad de una nueva ley.

Sin embargo, la norma que se apruebe el próximo viernes sufrirá algunas modificaciones para que no afecte a las rentas medias.

La recaudación de este impuesto ascendió en 2007 (último año que se declaró) a 2.121 millones de euros. Más de la mitad de esos ingresos se obtuvo de declarantes con bases imponibles superiores a un millón y medio de euros. Ahora, se calcula una recaudación anual de 1.400 millones al excluir a las rentas medias del mismo.

Las mismas fuentes precisaron que Rubalcaba mantendrá, no obstante, en su programa electoral una propuesta para aprobar una ley que establezca un nuevo impuesto para las grandes fortunas que pasará a ser un impuesto estatal y no autonómico, como es ahora.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, señaló hace unas semanas su intención de resucitar el Impuesto sobre el Patrimonio, cuya restauración solo requiere "cuestión de horas", aseguró. De hecho, era la medida más esperada tras el Consejo de Ministros del pasado 26 de agosto.

La misma semana que Francia aprobó una tasa extra del 3% para las rentas superiores a los 500.000 euros, Salgado se remitió a ese Consejo al ser preguntada sobre un aumento de la presión fiscal a los más acaudalados. Sin embargo, de la noche a la mañana el Ejecutivo enfrió las expectativas en boca de su portavoz.

Fue nuevamente el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien desde un viaje oficial a Turquía, entreabría otra vez la opción de subir impuestos a los ricos. Y Elena Salgado -quien ha admitido públicamente que fue un error eliminar el gravamen- ratificaba esta postura asegurando que "a día de hoy" no había nada de cambios fiscales, aunque eso no quisiera decir que no pudiera llegar mañana. Sí cerró la puerta a diseñar un nuevo impuesto, puesto que para ello, en la recta final de la legislatura, ya no queda tiempo.

  • 1