Local

Rubalcaba no cree que Griñán quiera liderar el PSOE: "A mí al menos jamás me ha dicho nada de eso"

Ha  subrayado que el PSOE no puede estar "eternamente" en el "fulanismo"  sino en dar respuestas a los problemas de los españoles.

el 29 oct 2012 / 10:07 h.

TAGS:

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, no cree que el presidente andaluz, José Antonio Griñán, pretenda remplazarle como líder del PSOE, según ha dicho en una entrevista en la que ha subrayado que el PSOE no puede estar "eternamente" en el "fulanismo" sino en dar respuestas a los problemas de los españoles.

Poco antes de reunir a la Ejecutiva Federal del PSOE para analizar el resultado de las elecciones gallegas y vascas, Rubalcaba ha dicho que espera que en este órgano haya "un debate" de la situación "que es delicada para el PSOE y también para España" y que, una vez que se alcancen "acuerdos" y que "la Ejecutiva diga por donde hay que ir" todo el PSOE vaya "en la misma dirección", según ha dicho en una entrevista en Onda Cero.

Rubalcaba no ha llegado a decir que haya miembros de su partido que remen en direcciones distintas --"no exactamente", ha respondido a esa pregunta--, pero sí ha pedido a los "compañeros que muy legítimamente" opinan sobre lo que hay que hacer que lo hagan dentro del Comité Federal. Este Comité, máximo órgano del partido entre Congresos, se reunirá después de las elecciones catalanas, cuando según Rubalcaba terminará el actual "ciclo electoral".

El líder socialista se ha mostrado convencido de que Griñán expresará sus posiciones en la Ejecutiva de este lunes y que el partido podrá "debatirlas", pero ha añadido que no cree que sus "aspiraciones" pasen por ser secretario general del PSOE. "A mí al menos jamás me ha dicho nada de eso", ha apostillado.

Como prueba de que ambos han estado "cómodos" trabajando juntos, ha subrayado que Griñán siempre le ha apoyado en su defensa de una labor de oposición favorable a acuerdos por el bien de España, frente a los que dentro del PSOE le reclamaban una oposición más dura.

No obstante, en otro momento de la entrevista, hablando de que el PSOE no puede "atrincherarse" en las comunidades donde tiene buen resultado, ha dejado claro que no le gusta nada el término "atrincherarse", que fue el titular de una entrevista en prensa a Griñán este fin de semana. Preguntado si pensaba que Rubalcaba querría atrincherarse hasta 2016, Griñán respondía: "No lo sé, si lo pretendiera, sería un error".

"LO PEOR ES QUE NO CERREMOS NUNCA ESTOS DEBATES"

Rubalcaba, por su parte, explicará a la Ejecutiva sus planes para el PSOE y espera que se llegue a un acuerdo, y que luego ese acuerdo sea defendido por todos. "Lo peor es que no cerremos nunca estos debates", ha avisado; "lo más importante es que dejemos de hablar de nosotros mismos", ha dicho también.

A su juicio, es "dramático" que con la situación que vive España el PSOE siga inmerso en una "retórica interna" que a la gente le interesa "bastante poco" y en "expresiones vacías de contenido" como "hay que cambiar": "Pues claro que hay que cambiar, pero hay que saber hacia adónde".

El secretario general defenderá también que "la dirección" y el programa que tiene "en la cabeza" para el partido en los próximos meses son los correctos y válidos, pero que hay que corregir la velocidad, porque es evidente que el PSOE no está "recuperando la confianza de los españoles al ritmo que sería deseable".

Rubalcaba ha dejado claro que cumplirá con el mandato que le dio el Congreso Federal, renovar el partido ideológicamente y abrirlo a la sociedad. "Mientras tenga la mayoría de mi partido por supuesto que voy a seguir. Siempre he cumplido con mi tarea y eso incluye cumplir los plazos", ha remachado.

HAY QUE HACER UNA "REVISION PROFUNDA"

Por eso, su intención es que en el partido no haya "fulanismo" eternamente sino que los socialistas reflexionen sobre lo que está pasando en España y aborden debates fundamentales como el sistema fiscal, que ha demostrado ser ineficaz, el estado del bienestar o el debate territorial, para así ofrecer a los españoles no un programa de legislatura sino "una revisión profunda" de todo lo hecho y "un impulso hacia adelante".

De hecho, ha asumido un término acuñado por el expresidente del Gobierno José María Aznar, el de una "segunda Transición", pero ha añadido que, mientras él "quería revisar la primera para retroceder" él pretende hacerla "hacia adelante" y es en lo que quiere trabajar en los próximos meses con las conferencias políticas previstas por su partido.

A su juicio, otra cosa que habría que reformar sería la Justicia, pero no retocando el Código Penal sino repensando su estructura. Según Rubalcaba, el Gobierno de Mariano Rajoy está "tocando cosas sin saber adónde va", mientras que él propone dotar al PSOE de un "proyecto que realmente revise a fondo lo que ha pasado en España".

Por otro lado, ha reconocido que el PSOE debe trabajar para recuperar su marca en algunos sitios, especialmente en Madrid y la Comunidad Valenciana, una comunidad que cree que el PSOE -"el de aquí, el de Madrid, no el valenciano"- ha "descuidado".

En sui opinión, para un partido que aspira a gobernar en España es preocupante tener resultados muy malos en algunos territorios, pero ha advertido que tanto o más "dramático" es lo que le pasa al PP en Cataluña y el País Vasco: "Para un país que tiene dificultades territoriales, que la derecha tenga malos resultados en Cataluña y el País Vasco no es buena cosa, algo le falta a la derecha española para entender lo que es España".

  • 1