viernes, 14 diciembre 2018
03:59
, última actualización
Local

Rubalcaba ofrece "refundar" el PSOE y acepta las primarias

Llama al partido a recuperar a las clases medias y a tener una única voz en todas las comunidades.

el 29 dic 2011 / 18:54 h.

TAGS:

Alfredo Pérez Rubalcaba presentó esta tarde su candidatura a suceder a José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general del PSOE en un acto convocado en la sede central de UGT en Madrid.

Ni el mayor desastre electoral sufrido por el PSOE el pasado 20N lo arruga. Alfredo Pérez Rubalcaba se plantó ayer delante de cientos de militantes socialistas en la sede de UGT en Madrid (y ante miles de espectadores en las redes sociales) para anunciar que se ofrece a "refundar" el Partido Socialista y convertirlo de nuevo en una formación con opciones de gobernar España. "Puedo ser útil, tengo ideas e ilusión para reconquistar la confianza mayoritaria de los ciudadanos", arrancó su intervención.

Con un discurso muy armado ideológicamente, Rubalcaba aspirará a la Secretaría General de los socialistas en el 38º Congreso de febrero en Sevilla con un fin: reinventarse un partido que, después de décadas en el poder, se ha alejado de los ciudadanos, ha vapuleado (especialmente en los últimos años del Gobierno de Zapatero) a las clases medias y ha mantenido discursos diferentes según en qué comunidades mandara. El diagnóstico es del propio Rubalcaba, para el que el PSOE tiene que ser un partido de "mayorías", "intergeneracional" y "nacional". "El PSOE tiene que ser un partido que vertebre España, con la misma voz en todos los sitios", subrayó, aludiendo sin mencionarlos a los conflictos mantenidos en los últimos años con el PSOE catalán de Carme Chacón, su más que probable rival, pese a que Rubalcaba afirmó que, en esta carrera por liderar el PSOE, él no tiene "contrincantes" sino "compañeros".

Sacudida interna. Ante un partido desmoralizado por la aplastante victoria del PP el pasado mes de noviembre y en el que empezaba a cundir el desánimo ante la falta de candidatos a la Secretaría General, Rubalcaba apostó por encabezar una revolución del partido imperiosa ante "un concepto de organización política, tal y como la hemos concebido hasta ahora, que es lo que puede estar en cuestión". Por eso, abrazó sin más problemas la propuesta de Chacón de que el próximo candidato a presidente sea elegido en unas primarias abiertas, al estilo de los franceses. Esto es una sacudida histórica a la estructura interna del PSOE, ya que los militantes y simpatizantes podrán participar directamente en la elección del candidato. Para la refundación del partido convocará en 2013 una convención de socialistas de todo el mundo para diseñar un nuevo proyecto.

El plan de Rubalcaba para liderar el PSOE pasa por un cambio desde la "unidad" y por una labor de oposición "útil". En este punto, el candidato se detuvo especialmente. Dentro del partido hay voces que exigen mano dura estos cuatro años, la misma que desplegó el PP y que, finalmente, le ha llevado a la Moncloa. Rubalcaba entiende que los ciudadanos no castigaron al PSOE el 20N. Simplemente, "los españoles no confiaban en nosotros para salir de la crisis", entre otras cosas, porque "fracasamos" con las medidas que se adoptaron, reconoció a renglón seguido. Así que Rubalcaba lo que le ofrece al partido son cuatro años de oposición constructiva, en la que habrá mano tendida para cerrar acuerdos con Rajoy pero con una línea roja: el Estado del Bienestar. Ahí prometió ser "beligerante" porque la criatura "es nuestra".

En clave europea, apostó por "ceder soberanía nacional" para construir una UE más fuerte; En clave interna, exigió a los militantes que abran los oídos (muy especialmente en las redes sociales) y que ejerzan como tales los 365 días del año.

  • 1