lunes, 25 marzo 2019
14:42
, última actualización
Local

Rubalcaba pide disculpas a Gibraltar

el 08 dic 2009 / 15:32 h.

TAGS:

Momento en que Gibraltar devuelve la embarcación a España.
El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha puesto en contacto con el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, para lamentar la operación de unos guardias civiles en el Peñón y para transmitirle que ésta fue de "carácter excepcional", sin intencionalidad política.

El Ministerio de Interior, por medio de un comunicado, informa de la conversación de Rubalcaba con la máxima autoridad gibraltareña, durante la que, además de lamentar los hechos, le ha explicado que la entrada de una embarcación de la Guardia Civil en el Peñón se produjo porque los agentes perseguían a unos presuntos delincuentes que habían localizado en la costa de Carboneras.

Es decir, fue una operación estrictamente policial sin "ningún tipo de intencionalidad política", añade Interior en la nota de prensa.

El Ministerio relata los hechos en su comunicado: ayer por la noche detectó una embarcación sospechosa en Carboneras y una zodiac del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, con base en Algeciras, acudió a identificarla.

Sin visibilidad apenas, la lancha inició una huida hasta que embarrancó en tierra, ya en Gibraltar.

Los agentes de la Guardia Civil, cuatro, continuaron la persecución, aunque, como apunta Interior, efectuaron señales luminosas y acústicas para avisar a la Policía gibraltareña.

Los sospechosos fueron retenidos por las autoridades policiales del Peñón, que además pidieron a los guardias civiles que les acompañaran a sus dependencias.

Tal y como subraya el Ministerio en la nota de prensa, los guardias civiles han comunicado que en todo momento recibieron un trato "muy correcto".

Asimismo, a través de otro comunicado, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), organización mayoritaria en el cuerpo, ha mostrado su apoyo a los agentes retenidos por la Policía gibraltareña.

Pese a ello, indica que ve con "preocupación" la "escalada de tensión" que se vive en aguas del Estrecho.

Para la Asociación, la operación de los agentes españoles, aun entrando en el Peñón, obedeció a lo que en la jerga policial se denomina "persecución en caliente", y por ello, la AUGC cree que la actuación fue correcta en su integridad.

Esta entidad, tal y como destaca en su nota de prensa, aprovecha la ocasión para exigir la definición de un protocolo de actuación que "aclare" los métodos que han de seguir las dos policías, la española y la gibraltareña, en aguas del Estrecho.

Además, ha puesto ya a disposición de los agentes todos los recursos jurídicos necesarios para su defensa.

  • 1