Local

Rubalcaba pregunta a Rajoy "desde cuándo sabe" qué es lo que hay que hacer para mejorar España

el 15 ene 2012 / 13:47 h.

TAGS:

El precandidato a la Secretaría General del PSOE Alfredo Pérez  Rubalcaba ha preguntado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,  "desde cuándo sabe" qué es lo que hay que hacer para mejorar la  reputación de España, porque "hay grandes diferencias" entre "lo que  decía y lo que ahora pasa".

Pérez Rubalcaba, que ha participado en Bilbao en un encuentro con  militantes, en el que estaban, entre otros, el lehendakari, Patxi  López, el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, o el consejero de  Interior, Rodolfo Ares, y la portavoz del Gobierno vasco, Idoia  Mendia, se ha referido, de esta forma, a las declaraciones que anoche  realizó Rajoy durante la Convención del PP andaluz en Málaga, donde  dijo que el Ejecutivo del PP "sabe perfectamente lo que tiene que  hacer para mejorar la reputación de España y para crecer y crear  empleo. Y lo vamos a hacer".

Rubalcaba ha preguntado a Rajoy "desde cuándo lo sabe, lo sabe  desde ahora, hace un mes o hace dos, porque parece que de lo que  decía a lo que ahora pasa hay grandes diferencias". "¿Desde cuándo  sabe Rajoy perfectamente lo que tiene que hacer con España? ¿Cuál es  el plan que nos había prometido?", ha interpelado a Rajoy.

"Ahora que, de repente, el PP se ha dado cuenta de que ésta no era  una crisis española, que era una crisis mundial, que era una crisis  que tiene un marco que es Europa, tenemos que decir por dónde iríamos  nosotros, como hicimos en el programa electoral", ha manifestado.

En ese sentido, ha señalado la necesidad de decir a los  gobernantes "que tienen que ir a Europa a decirle que la senda de  ajuste hay que revisarla, que no podemos salir sólo con ajustes de la  crisis económica, que hay que hacer otras cosas adicionales" porque,  de lo contrario, "no crearemos empleo".

"GANAS, FUERZAS E IDEAS"

Asimismo, Rubalcaba, que ha felicitado a las Fuerzas de Seguridad  del Estado por las últimas detenciones en Francia de presuntos  miembros de ETA, ha explicado que quiere ser secretario general del  PSOE porque "creo que puedo ser útil a mi partido en un momento muy  difícil de mi partido".

"Estoy aquí porque he pensado que tengo una experiencia, me  encuentro con ganas, tengo fuerza todavía y tengo ideas, que serán  buenas o malas según el congreso decida, porque puede ser útil en un  momento muy difícil de mi partido", ha insistido, para asegurar, en  referencia a su participación en los gobiernos de Felipe González y  José Luis Rodríguez Zapatero, que tiene "una experiencia, de la que  no me arrepiento y asumo todo, los errores y los aciertos".

Rubalcaba ha reconocido que el Partido Socialista está "en un  momento de debilidad" pero ha asegurado que "somos un partido fuerte,  no hemos dejado de serlo".

Tras afirmar que "el instrumento más importante de comunicación  política es la verdad", el candidato a la Secretaría General del PSOE  ha insistido en que el partido tiene "una situación difícil" y ha  pedido a sus compañeros que cuando voten en las agrupaciones locales  lo hagan "pensando en lo mejor para el partido".  

Asimismo, ha pedido a los delegados que sean designados para el  congreso de febrero que voten "a la persona que creáis que es mejor  para resolver los problemas del partido". "No votéis contra nadie,  porque si lo hacéis así no va a ganar ni a perder nadie, vamos a  ganar absolutamente todos", ha reiterado.

OPOSICION "UTIL"

Rubalcaba ha considerado "vital" para el partido, que el PSOE no  pierda su "carácter de partido de gobierno" y ha señalado que los  ejes de su acción, si es elegido secretario general, van a ser  "cambio, proyecto y unidad".

En ese sentido, ha indicado que "un proyecto, cuando has perdido  las elecciones, comienza en la oposición", por lo que ha afirmado que  el trabajo del PSOE y el proyecto del partido "empieza por un  proyecto de oposición útil en un momento especialmente difícil para  la sociedad española".

"Se puede ser muy útil desde la oposición, pactando si está bien  lo que hace el Gobierno, discrepando si está mal y discrepando con  firmeza, enfrentándose, si lo que hace el Gobierno es aprovechar la  crisis para ajustar las cuentas al Estado de Bienestar", ha  aseverado.

Rubalcaba, que ha abogado por hacer un partido "intergeneracional,  donde estén todas las generaciones", ha señalado también la necesidad  de "recuperar, no tanto el discurso común en toda España", sino que  "se nos sienta comunes en toda España".

MILITANTES


En su opinión, la pregunta que tiene que responder el PSOE es "por  qué no hemos conseguido la confianza de los ciudadanos para gestionar  la crisis" y ha añadido que, "según la respuesta que demos a esa  pregunta, hay que elaborar una estrategia política".

Tras reconocer que "está muy bien discutir sobre cómo conseguimos  ser muchos más", ha advertido de que, "muchas veces, en esa  discusión, se olvidan los militantes, los que ya están, porque sin  esos militantes, el PSOE no sería nada". A ellos les ha dado las  gracias y ha abogado por "conseguir aumentar vuestra participación en  nuestro partido".

En ese sentido, ha afirmado que no quiere "un partido de  aplaudidores con un regidor que levante la tarjeta" porque "no es ese  el papel que deben tener los militantes". Por ello, se ha  comprometido, si es elegido secretario general, a "cambiar algunas  cosas de nuestra propia casa, para abrirnos hacia fuera, para que  venga más gente, pero de entrada para contar con lo que están".

"Vamos a ver si conseguimos oír un poco más lo que dice la gente  que está abajo, que nos viene muy bien porque esa es la gente que  está en contacto con quien luego nos va a tener que votar", ha  subrayado.

Rubalcaba ha insistido en que la situación es "complicada" y ha  advertido de que los socialistas han perdido "mucho poder municipal,  que es el nuestro, el que más nos ha llenado y el que más cerca de la  gente y por ahí tenemos que recomenzar". No obstante, cree que "la  situaciones complicadas no nos deberían de asustar, porque si miramos  nuestra historia veremos que de mucho peores hemos salido".

Por último, se ha referido a las próximas elecciones andaluzas  para afirmar que el PSOE "se juega mucho". "No nos jugamos el poder,  que sería legítimo decirlo, nos jugamos algo más, nos jugamos el  modelo de salida de la crisis", ha advertido.  

  • 1