martes, 20 noviembre 2018
18:23
, última actualización
Local

Rubalcaba propone reducir diputados, senadores y concejales

El candidato busca un pacto para reducir los cargos públicos. Zapatero defiende su legado en materia de derechos civiles.

el 08 oct 2011 / 15:27 h.

TAGS:

El candidato socialista en las elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, posa con las candidatas socialistas tras el Comité Federal del PSOE.
El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo  Pérez Rubalcaba, considera que hay algo "esquizoide" en el hecho de  que el PP sea liberal, incluso "libérrimo", con los servicios  públicos, los sueldos y los "sueldazos" y, en cambio, sea contrario a  que cada persona pueda decidir con quien se casa y a que cada mujer  pueda "decidir libremente su maternidad".

"Esa cosa tan esquizoide, si me permitís la expresión. No es un  insulto, es una terminología puramente médica, doble personalidad,  significa", ha espetado el candidato. Rubalcaba se ha expresado así  en un acto con los cabezas de lista del PSOE al Congreso y al Senado  para las próximas elecciones generales en el que se ha empleado a  fondo en subrayar las diferencias ideológicas entre el PSOE y el PP.

En su habitual tono reposado, el candidato ha asumido el debate  abierto por el PP para aligerar las administraciones públicas pero,  en el resto de su discurso, ha subrayado que PSOE y PP tienen  "valores antagónicos". El PSOE, ha subrayado, cree en lo público y en  el Estado que, en el fondo, es defender el poder de los ciudadanos  expresado en el sufragio universal, mientras que los 'populares' son  partidarios de dejarlo todo "al mejor postor".

En este punto, Rubalcaba ha vuelto a afear al PP que esté  "enredando con el Banco de España" cuando eran los gobiernos gallego  y valenciano los que, a su juicio, tendrían que haber impedido los  sueldos "innobles" de directivos de NovaCaixaGalicia y CAM.  Sobre la  restructuración de las cajas, ha apoyado la reforma hecha por el  Gobierno para que su coste recaiga en el fondo de garantía de  depósitos. "Que se paguen su restructuración", ha resumido.

Además, ha defendido que detrás de cada acción política hay una  "posición ideológica", como se demuestra en Madrid, "punta de lanza"  de la acción 'popular' . "Con una mano ayudan a los colegios de élite  y con la otra recortan educación pública, y eso es puritita  ideología", ha remachado.

Para Rubalcaba, lo que más intranquiliza en el PP son los  "silencios", las ambigüedades y las cosas que se les "escapan" aunque  su presidente, Mariano Rajoy , les recomiende que hagan como él y no  digan nada. A su juicio, los dirigentes del PP hacen "como los niños,  oyen de lo que hablan en casa" y eso fue lo que le pasó a la  presidenta castellano-manchega, María Dolores de Cospedal, que "se  hizo un lío enorme" con las prestaciones por desempleo.

MONTORO, "MAS GRIS QUE EMINENCIA"


También ha cargado contra el portavoz económico del PP, Cristóbal  Montoro, al que ha llamado "eminencia gris, más gris que eminencia" y  contra Rajoy, al que ha acusado de querer llegar a la Moncloa y  gobernar "con el piloto automático".  "Y los hijos de los pilotos  sabemos que cuando hay un problema hay que quitar el piloto  automático y poner el de verdad, y ese es el problema de Rajoy, el de  verdad", ha advertido.  

El candidato ha vuelto a defender sus propuestas de nuevos  impuestos a bancos, grandes fortunas, tabaco y alcohol, ha insistido  en que no subirá los impuestos a trabajadores y clases medias, "que  pagan mucho" y ha apostado por reequilibrar las deducciones  existentes dentro del impuesto de sociedades, para que beneficien más  a las pymes que ahora "ni las huelen".

Según ha dicho, proteger la prestación a los desempleados, la  sanidad, la educación y las pensiones será una línea roja, y la  sanidad pública la defenderá "con uñas y dientes", por el bien de la  cohesión social, pero también de la libertad -el principio que más  enarbola el PP-- porque, a su juicio, quien tiene miedo (a no tener  cobertura de desempleo, a no tener sanidad) no es libre.

Rubalcaba ha tratado de oponer así su proyecto al de Rajoy que,  según ha recordado, no va a crear impuestos ni para los bancos ni  para los grandes patrimonios. Y además, ha defendido que PSOE y PP  tampoco son iguales cuando se trata de ahorrar: "No es lo mismo  quitar duplicidades administrativas que zarandear la escuela publica,  quitar gastos administrativos que poner en riesgo la sanidad pública,  convertir las diputaciones en consejos de alcaldes que cargarte todos  los planes lucha contra el cambio climático".

EL PP GENERA INCERTIDUMBRE SOCIAL


Para el aspirante socialista, el PP está generando "incertidumbre  social y personal" que se suma a la incertidumbre económica en un  momento en que los ciudadanos piden "certidumbres".  Así, ha  defendido que "hay que decir la verdad" y decirle a los españoles que  España saldrá adelante, pero no engañar diciendo que el día después  de las elecciones se recuperarán todos los puestos de trabajo.

El candidato ha reconocido que España tiene que recuperar la  confianza en su deuda pública pero también ha advertido de que junto  a este problema temporal hay uno de fondo, que hay que resolver quien  controla los mercados porque si no las crisis se sucederán una tras  otra. Y lo mismo con el problema de Grecia: la UE tiene que resolver  un problema puntual, pero también el problema de fondo de su  gobernanza económica.

  • 1