Local

Rubalcaba reivindica ante la Ejecutiva la validez de su programa electoral para la tarea del PSOE en la oposición

El PSOE cree el resultado era inevitable y Zapatero dice que trabajará para que haya un buen ambiente interno hasta el Congreso.

el 21 nov 2011 / 20:04 h.

TAGS:

Rubalcaba asume la derrota del PSOE.
El candidato socialista en estas elecciones, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha defendido este lunes ante la Ejecutiva Federal del PSOE que el programa electoral con el que se presentó será válido y útil para la marcar las grandes líneas de su tarea de oposición.


Según han informado a Europa Press varios asistentes a la reunión, Rubalcaba ha señalado como aspecto positivo de la campaña electoral el que el PSOE tiene un discurso reconocible que será útil de aquí en adelante. "Tenemos un proyecto sólido para la oposición", ha dicho, según fuentes de la dirección.

No obstante, según varios consultados, Rubalcaba no ha dado ninguna pista de si aspirará o no a ser secretario general del partido en el próximo Congreso Federal, y tampoco lo ha hecho la ministra de Defensa, Carme Chacón, cuya candidatura se considera posible en el PSOE.

De hecho, las fuentes han calificado la Ejecutiva de "apacible" y "tranquila" teniendo en cuenta la magnitud de la derrota. Toda la dirección de manera unánime ha reconocido la tarea de Rubalcaba y ha valorado positivamente su campaña. También lo ha hecho de manera expresa la propia Chacón, que a su llegada a la reunión ha saludado al candidato con un abrazo que no ha pasado desapercibido a los presentes.

Sobre el próximo Congreso Federal, Zapatero ha dejado claro que hasta que se celebre ejercerá de secretario general y que trabajará para que haya un buen ambiente interno. Nadie ha pedido la convocatoria de un Congreso extraordinario y todo el mundo ha estado de acuerdo en celebrar uno ordinario lo antes posible, para evitar un mayor deterioro de la situación interna.

Rubalcaba ha calificado de "amarga" la derrota del domingo --aunque ha dicho que ninguna es "dulce"-- y en su análisis ha subrayado que el PSOE ha perdido demasiados votos en favor de otros partidos y ha destacado el pésimo arranque de la campaña, con una subida del paro en encuesta de población activa (EPA).

NO HA HABIDO 'VOTO ÚTIL'

A su juicio, el PSOE ha perdido el llamado "voto útil" porque el hecho de que la mayoría absoluta del PP se viese como inevitable ha hecho que muchos votantes no viesen útil votar al PSOE y se hayan 'dado el gusto' de apoyar a otros partidos más pequeños.

Chacón, que ha reconocido que el resultado en Cataluña ha sido tan malo como en el resto de España, ha señalado que también esto ha pasado en su comunidad. En el País Vasco, Rodolfo Ares ha recalcado que PNV y Amaiur, compitiendo por el voto nacionalista, han conseguido movilizar a ese electorado.

Tanto Rubalcaba como Zapatero han dejado claro que el PSOE era consciente de las malas perspectivas electorales y de que no sería realista que España pudiese escapar de lo que está pasando en el conjunto de Europa.

Así, Zapatero ha vuelto a defender las medidas difíciles que ha tenido que tomar, que son las que ahora han pasado factura, se ha ratificado en su decisión de primar en cualquier caso el interés de España sobre el del partido y ha confiado en que esta siga siendo la tónica en la oposición.

EL PP, DESGASTE INEVITABLE

La Ejecutiva, según las fuentes, ha mostrado "gran sintonía" también al defender que el PSOE prime la responsabilidad en la oposición como ha hecho en el Gobierno y, ante la grave situación económica, ha apuntado que el PP, aunque tendrá mayoría absoluta en el Congreso, sufrirá un desgaste inevitable.

Algunos asistentes, como el exministro Juan Fernando López Aguilar o el exdiputado asturiano Hugo Morán, han opinado que la campaña podía haber hecho más por explicar esas medidas, pero han reconocido que tampoco habría tenido efecto en los votos.

De este modo, los socialistas han concluido que no podían poner barreras de contención al desapego de los electorales. Lo que está moviendo el voto es la cruda realidad, resume un miembro de la Ejecutiva, ironizando: "Esperábamos que el resultado no fuese tan malo como nos temíamos".

Con todo, otros asistentes han visto la derrota "desproporcionada". El expresidente castellano-manchego, José María Barreda, ha llamado la atención sobre el hecho de que el PP haya logrado una mayoría absoluta con menos votos que los que logró el PSOE en 2008, cuando logró 169 diputados.

  • 1