martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Rubalcaba ve a la izquierda abertzale "incapacitada" para convencer a ETA de que deje las armas

el 20 jun 2010 / 12:36 h.

TAGS:

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró este  domingo que la izquierda abertzale está en estos momentos  "incapacitada casi genéticamente" y "muy lejos" de convencer a la  banda terrorista ETA de que abandone la violencia y aseguró que este  proceso está "verde".

"Si quieren estar en las instituciones tiene que romper o  convencer, y la situación está mucho más verde de lo que tratan de  demostrar. Son ellos quienes tienen que dar el paso", aseveró el  ministro en declaraciones a la Cadena Ser, en una conversación en la  que también intervino el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren,  quien, hace unos días, señaló la posibilidad de legalizar a la  izquierda abertzale.

"Hay alguna discrepancia entre Jesús (Eguiguren) y yo sobre le  momento que atraviesa la izquierda abertzale", reconoció el titular  de Interior, para añadir que él es "más pesimista" sobre este asunto,  porque, a su juicio, va "más lento" de lo que el presidente del  PSE-EE dice.  

Asimismo, Rubalcaba indicó que ETA no está en este en este proceso  de abandono de las armas, sino "todo lo contrario". En este sentido,  puso como ejemplo cuando hace varias semanas se detuvo al número uno  de la banda "se demostró que estaba intentando recomponer ETA".

Sin embargo, el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, expresó su  "seguridad absoluta" de que se ha producido "un cambio radical" en la  izquierda abertzale, que ha concluido que "su futuro depende de la  desaparición de ETA". Asimismo, insistió en la necesidad de que el  lehendakari lidere "la situación" y se estudien "unos consensos  mínimos para cerrar bien esta herida" porque "no basta con acabar"  con ETA, sino que se debe "hacer irreversible la vuelta al  terrorismo".

Asimismo, censuró que el PP pretende poner "un bozal" a los  socialistas y se preguntó "para qué quiere mi cabeza" la secretaria  general del PP, María Dolores de Cospedal, que ayer pidió el cese de  Jesús Eguiguren tras la publicación de las reflexiones realizadas por  el presidente del PSE en un documento, en el que abogaba por lograr  un pacto vasco en materia de presos y en relación a una posible  legalización de Batasuna.

VOTOS Y ARMAS, INCOMPATIBLES

Eguiguren dijo tener "la seguridad absoluta", aunque reconoció que  no lo puede demostrar porque "estamos hablando de sensibilidades", de  que se ha producido "un cambio radical en el sentimiento de la gente  de Batasuna" y "han llegado a la conclusión de que es incompatible  'votos y armas'" y que, por tanto, "su futuro depende de la  desaparición de ETA".

"Eso es un fenómeno absolutamente nuevo porque hasta ahora  Batasuna simpatizaba con ETA y se aprovechaba de ETA. Ahora han  cambiado ese tema", insistió el político vasco, que explicó que por  ello su documento "planteaba que nos fuéramos preparando ante esa  nueva situación y que el lehendakari liderara esa nueva situación  llamando a los partidos políticos, hablando con ellos" para  determinar "qué hacemos si ocurre esto o qué hacemos si ocurre  aquello".  

Ante las críticas de "inoportunidad" de su documento, defendió que  "ahora es el momento de hacerlo" ya que, en caso contrario, "los  acontecimientos nos van a rebasar".

En cualquier caso, precisó que no pretende "decir que ayudemos a  Batasuna en estos momentos, porque esa tarea corresponde  exclusivamente a ellos", sino que, "partiendo de esa idea de que  estamos entrando en un ciclo nuevo, y la triste historia que hemos  vivido en el País Vasco en los últimos tiempos, he pedido al  lehendakari y a las fuerzas políticas que se pongan a estudiar unos  consensos mínimos para cerrar bien esta herida".

A su entender, "no basta con que acabemos con el terrorismo o ETA  se disuelva", sino que "luego tenemos que ir cerrando todas las  heridas que se han creado en este país, hacer irreversible la vuelta  al terrorismo".  

"Eso es una tarea de otro tipo: construcción de la paz,  construcción de la convivencia", subrayó el presidente del PSE, que  advirtió de que, "en todos los sitios donde ha habido conflicto se ha  dado" y "donde lo han hecho mal han vuelto a las andadas", mientras  que "donde lo han hecho bien se ha consolidado la situación".  

"PARA QUE QUIERE MI CABEZA"

Eguiguren, que reconoció tener el "defecto de decir lo que  pienso", señaló que lleva "toda la vida jugándome la vida en el País  Vasco por decir lo que pienso" y no entiende por qué "el PP no puede  permitir que en el Partido Socialista determinadas personas expresen  su pensamiento".

Tras reivindicar su derecho a expresarse y "como socialista",  censuró que el Partido Popular "no puede ponernos un bozal a los  socialistas". En esta línea, señaló que le produce "mucha curiosidad  y morbo saber para qué quiere mi cabeza" Dolores de Cospedal.

  • 1