Deportes

Rubén Castro asegura que jugaría con el Betis en Segunda: «Voy a seguir aquí»

El delantero canario asume que se bajará el sueldo aunque su contrato no lo contemple porque “es lo que toca” tras una temporada nefasta. No arroja la toalla y entiende el cabreo de la afición

el 19 feb 2014 / 09:19 h.

ruben-castroRubén Castro aseguraba ayer que su intención es seguir en el Real Betis la próxima temporada, sea en Segunda división, lo más probable desgraciadamente dada la trayectoria del equipo, o en Primera si son capaces de revertir la situación en las catorce jornadas que restan. «Jugaría con el Betis otra vez en Segunda. Voy a seguir aquí, tengo contrato y aquí me quedaré», afirmaba con rotundidad en Radio Sevilla, donde no llegó a aclarar si su contrato contempla una rebaja salarial importante si se consuma el descenso, como así está estipulado en la práctica totalidad de los jugadores del plantel. En un primer momento dijo que ese no es su caso, aunque después rectificó. En cualquier caso, seguró que «aceptaría una rebaja en mi sueldo, es lo que toca. Este año no lo hemos hecho bien, no han salido las cosas como queríamos y todos tenemos que estar en eso». Se le planteó la posibilidad de que sea el club el interesado en escuchar ofertas por él para obtener dinero que invertir en una nueva remodelación de la plantilla. «El año pasado llegaron cosas (ofertas). Siempre he dicho que aquí estoy a gusto, estoy bien, el año pasado hice la mejor temporada de mi carrera y seguí aquí. Estoy bien en el club y en el vestuario y para qué cambiar», insistió. Reflexionó sobre las vicisitudes de la temporada, «la más complicada desde que llevo aquí». «Hemos tenido muchos cambios. Se marcharon jugadores que lo hicieron muy bien la temporada anterior, vinieron 13 o 14 jugadores y es complicado adaptar tantos jugadores a un equipo. En el club ha habido problemas, ha sido un año raro y así estamos», exponía el delantero canario, quien no se resigna a arrojar la toalla. «Sabemos que pasan las jornadas y no conseguimos ganar, está muy complicado, pero mientras haya puntos queremos seguir peleando. Estamos a diez puntos y no es insalvable pero sí es verdad que tenemos que ir partido a partido, no pensar en cuántos puntos está la salvación o si pierden los otros equipos, tenemos que ganar nosotros, olvidarnos de todo lo demás, trabajar bien para ganar el partido del domingo al Athletic». Habló sobre el fragilidad que transmite el Betis sobre el césped. «Veo que el equipo quiere pero no puede. Cada vez que nos hacen un gol ya nos venimos abajo. Pero todavía hay tiempo, tenemos que sacar esto adelante, sabemos que podemos, sabemos que tenemos un grandísimo equipo, una afición que en estos momentos tan malos sigue apoyándonos, llenando el campo y hay que seguir intentándolo». Reconoció que, a nivel individual, la llegada de Gabriel Humberto Calderón ha sido positiva. «Sí es verdad que me encuentro más a gusto con Calderón, son tratos diferentes, habla más conmigo, me da más libertad, con el poco tiempo que llevamos juntos me conoce bien y me encuentro mejor ahora». Por último, fue cuestionado sobre los momentos de tensión que se vivieron en el entrenamiento con los aficionados. «La afición está en su derecho. Quiere que el equipo gane, el equipo no gana, todos los días están en el campo para animar y ve que el equipo sigue sin ganar, es normal que estén cabreados. Lo del entrenamiento es normal, la gente está cabreada pero nosotros también con nosotros mismos. Entendemos a la afición. Aquí culpables somos todos. A lo mejor algunos jugadores son más criticados que otros pero todos somos culpables de la situación y hay que dar la cara».

  • 1