Deportes

Rubén Castro, el especialista verdiblanco anti-rojillos

Osasuna es su víctima favorita de Primera junto con el Barcelona y el Athletic. Le ha marcado en sus tres últimos enfrentamientos.

el 17 oct 2012 / 19:55 h.

Rubén Castro celebra su gol en el último Betis-Osasuna.
-->

En los dos últimos enfrentamientos entre Betis y Osasuna ha habido un par de elementos en común: la victoria por la mínima de uno de los contendientes, los navarros en el penúltimo de los casos (2-1) y los verdiblancos en el más reciente (1-0), y el goleador por parte heliopolitana. No podía ser otro: Rubén Castro. El delantero canario marcó tanto en el estadio Reyno de Navarra, en aquella derrota tan cruel que a punto estuvo de expulsar a Pepe Mel del banquillo del Betis, como en la segunda vuelta, cuando consiguió la diana de una victoria que resultó fundamental para la permanencia verdiblanca. Esta serie no es puntual ni casual, ni mucho menos. Al ariete bético se le da tan bien Osasuna que es una de sus víctimas propiciatorias como jugador de la Primera División. A continuación, las pruebas que lo demuestran, como que le ha marcado de forma consecutiva en sus tres últimos enfrentamientos.

Rubén ha convertido cuatro goles frente a Osasuna. Uno lo logró como jugador de la UDLas Palmas (temporada 2001-02), otro con la camiseta del Deportivo (2007-08) y dos, los ya referidos, con el escudo de las trece barras en la camiseta (2011-12). Con este bagaje, Osasuna empata con Barcelona y Athletic como diana favorita del atacante de Las Palmas. Al conjunto azulgrana le marcó otros cuatro goles y al Athletic ídem, con la diferencia de que necesitó menos enfrentamientos para alcanzar ese registro: seis ante el Barça, siete frente a los leones y nueve contra los rojillos.

Ante Osasuna, por ejemplo, consiguió Rubén Castro el quinto de sus goles como profesional. Fue el 15 de diciembre de 2001 en un Las Palmas-Osasuna que terminó 1-1. El punta vio portería en el minuto 86. He aquí otra curiosidad: Rubén casi siempre le marca a Osasuna en los diez últimos minutos; sucedió así en tres de esos cuatro tantos. Por cierto, fue la primera vez que no marcó un doblete, porque sus cuatro dianas anteriores habían sido de dos en dos frente al Real Madrid y el Celta de Vigo.

Rubén tardó seis años en volver a cantar un gol propio frente a Osasuna. Ocurrió el 2 de diciembre de 2007 en un Deportivo-Osasuna que acabó 1-2. El canario convirtió el tanto del honor para el equipo de su querido Miguel Ángel Lotina en el minuto 83, a siete del final.

Los otros dos goles son los descritos al principio del reportaje. El primero, el 4 de diciembre de 2011 en el feudo pamplonés, llegó en el minuto 80 y representó el empate provisional, luego roto en el descuento por Nekounam; y el segundo se produjo el 15 de abril de 2012 en el minuto 33 del Betis-Osasuna.

EL RÉCORD, PARA EL CÓRDOBA. Si además de Primera se examina la carrera de Rubén en Segunda, hay otras víctimas ante las que ha obtenido más goles. La palma es para el Córdoba, que se llevó la friolera de seis goles con la firma del canario. Y detrás andan el Numancia y el equipo donde se crio, Las Palmas, ante los que acumula cinco. Más atrás quedan el Terrassa y el Elche, con cuatro; y Leganés, Rayo Vallecano, Salamanca, Xerez, Huesca, Girona, Castellón y Tenerife, con tres. Al Betis, dicho sea de paso, le marcó un golito: con el Dépor, en el Villamarín, en un 0-1 con ese tanto suyo... en el descuento.

-->-->

  • 1