Deportes

Rubén Castro es un 9 digno de cotas más altas

El canario se mete en la élite de los delanteros de la Liga: es el cuarto goleador español y el quinto jugador que más remata.

el 21 feb 2012 / 21:40 h.

Rubén Castro celebra uno de sus últimos goles de esta temporada, en concreto el que obtuvo hace dos jornadas ante el Athletic en el Benito Villamarín.
El Betis está en plena huida de la zona de peligro e incluso otea los puestos europeos a la vuelta de la esquina. Los méritos se pueden  repartir entre muchos protagonistas, pero hay uno cuya aportación es tan sobresaliente que se merece una reseña, otra más de las muchas que se ha ganado en sólo un año y medio como verdiblanco. Se trata de Rubén Castro, cómo no. El canario, tras su doblete en Zaragoza, va ya por nueve goles, con lo que sigue agrandando su récord en Primera. El dato lo confirma como un delantero de la máxima categoría, por si a alguien le cabía alguna duda. Lo que está haciendo tiene tanto lustre que incluso lo sitúa en los puestos punteros de la clasificación de artilleros españoles de esta Liga. No es que vaya a ir a la Eurocopa, pero no será por falta de méritos. A día de hoy es el cuarto goleador nacional del campeonato: ha empatado al barcelonista Cesc y ya sólo tiene por delante a Soldado (Valencia) y Llorente (Athletic), ambos con 12 goles, y Michu (Rayo Vallecano), que lleva 11.

Otro dato: Rubén Castro es responsable directo de 10 de los 29 puntos del Betis. Es decir, más de una tercera parte. Su firma aparece en dos de los tres puntos ante el Granada (hizo el 0-1), otros dos ante el Mallorca (marcó el 1-0), de los tres con el Valencia (convirtió el 1-1 y el 2-1), de uno frente al Athletic (logró el 1-0 antes de que Nelson rematase la faena) y de dos en Zaragoza; los únicos tantos que no se tradujeron en ningún punto fueron los de Pamplona y el Camp Nou.

Tercer dato: todos sus goles han sido los primeros marcados por el Betis en esos partidos, siete en total. Y ya se sabe que el primer tanto es el que más cuesta, como suele decirse. La excepción, cuestión de lógica, son sus segundos goles en los dobletes contra el Valencia y el Zaragoza.

Cuarto dato, divisible en dos. En primer lugar, su distribución: el canario ha marcado cuatro goles en el Villamarín y cinco, uno más, fuera de casa. En segundo lugar: ninguno de los nueve fue de penalti, por la sencilla razón de que el 24 del Betis no es el encargado de lanzar las penas máximas y no puede engordar su estadística como sí hacen Cristiano Ronaldo (10) o Falcao (5), que llevaría los mismos goles que Rubén si no tirase los penaltis en el Atlético. El canario, por cierto, aparece con ellos en el ranking de los rematadores más selectos de la Liga: es el quinto, detrás de CR7, Messi, Falcao y Benzema. Y en puntería, en remates dirigidos a portería, es séptimo (24), por detrás de Messi (64), CR7 (55), Falcao (43), Benzema (30), Michu (30) y Koné (24). Y eso que el verdiblanco se perdió un mes de competición por un esguince de tobillo nada más empezar la Liga.

  • 1