viernes, 14 diciembre 2018
00:57
, última actualización
Deportes

Rubén Castro, hacia el único final posible

Con la tranquilidad de la predisposición del jugador, el club sigue dando pasos para renovar a su estrella, sin prisas pero sin pausas.

el 20 jul 2014 / 01:16 h.

ruben-castro-betisDa el Betis prioridad en estos días a encontrar acomodo a las salidas para empezar a sumar nuevos refuerzos. Específicamente, el club trabajaba ayer en acabar de cerrar la venta de Nosa Igiebor al Maccabi de Tel Aviv, traspaso que ya se encuentra en la fase de los detalles secundarios de los contratos, una cuestión que no echará abajo una operación que va a reportar a las arcas del club de forma inmediata medio millón de euros por el cincuenta por ciento del pase, mientras se perfilan los variables en función de resultados deportivos que pueda conseguir el nigeriano con el equipo macabeo y el precio del otro cincuenta por ciento de los derechos, opciones y plusvalías de una venta futura. Los famosos flecos, pero como comentaban ayer desde el club a este periódico cada detalle «es dinero», y no está la economía como para no dejar amarrado cada punto del acuerdo. El agente del jugador, Atta Anneke, estaba ayer a la espera de la llamada del Betis para confirmarle la salida al centrocampista, que se encuentra en el stage de San Pedro del Pinatar (Murcia). «Han seguido hablando los clubes y depende de ellos, pero todavía no está hecho», decía Anneke. Nosa hacía ayer las dos sesiones de entrenamiento apartado del grupo, junto a Braian Rodríguez y Juanfran. Una situación incómoda que, especialmente el técnico, Julio Velázquez, quiere que se solucione, en un sentido u otro, de la forma más rápida posible. No obstante, frente a la urgencia de las salidas, el club trabaja con la tranquilidad del terreno allanado para llevar a buen término uno de los aspectos más importantes de la planificación de cara a la próxima temporada, la ampliación del contrato de Rubén Castro. Se sigue avanzando, sin prisas pero sin pausas, con la tranquilidad de la buena predisposición que existe por las dos partes, y sin urgencia porque el canario tiene contrato, pero con los mismos emolumentos de la temporada pasada en Primera división. Aunque el Betis anunció la renovación del contrato con el defensa Damien Perquis el pasado día 12 hasta junio de 2016, lo cierto es que aún no ha quedado rubricado con las firmas de los documentos. No obstante, así sucederá posiblemente el día 23 o el 24, al regreso del equipo del stage en Murcia. El retraso se debe a que el agente del jugador, que estuvo el miércoles reunido con los gestores del club, debía volver para estar presente en ese último paso, y se le espera para la próxima semana en Sevilla. Para la defensa llegarán los siguientes refuerzos. Es la línea que Julio Velázquez quiere apuntalar especialmente, con la inminente salida además del central Paulao. Por el contrario, con el abanico de delanteros que ya tiene el equipo hay satisfacción. No obstante, dependiendo de las salidas (incluyendo si llegan propuestas por alguno de los puntas) que pueda haber la planificación puede ir variando. En ese contexto está el caso de Juanfran. En el club insisten en que no quieren contar con futbolistas que no estén implicados. No quieren ni una sola duda en ninguno de los integrantes del plantel, en una temporada muy importante porque el ascenso es trascedente para el futuro a medio plazo de la entidad por razones económicas y las obligaciones inexcusables de los pagos fijados por el concurso de acreedores.   Juanfran sí las tiene y la situación no es sencilla. A ello se unen esas molestias que aduce el futbolista madrileño para sumar días trabajando al margen del grupo, junto a Braian Rodríguez y Nosa Igiebor. Ayer volvieron a hacerlo por la mañana y por la tarde. Carrera continua junto al recuperador Fran Molano. De momento, el entrenador ha decidido dar un margen a Juanfran, al que ha comunicado que cuenta con él. El club también sabe que, además de Nosa, es uno de los pocos activos de la plantilla que tiene mercado, pero si no llega una oferta suficiente no saldrá y de momento no hay solución. Estiman además que sería un caso reconducible si finalmente engrosa la plantilla. Con el que existe convencimiento de que ha sido un acierto pleno es con el entrenador. Su trabajo en las primeras semanas al frente del equipo gusta y mucho. Creen que es el hombre adecuado para que nadie se duerma en una temporada vital, y que está inculcando los valores de trabajo, ambición e implicación necesarios al plantel.

  • 1