Deportes

Rubén Douglas, un fichaje no exento de riesgos para el Cajasol

El escolta panameño es un lanzador compulsivo de triples, capaz de lo mejor y lo peor, al que Neven Spahija 'cortó' en Valencia por ser "inconsistente". No debutará con el equipo de Joan Plaza hasta el domingo 14 en Málaga ante Unicaja.

el 04 feb 2010 / 22:33 h.

Douglas es defendido por Welsch (Unicaja).

El Cajasol confirmó el acuerdo con el escolta panameño de 30 años Rubén Enrique Douglas, que llega hasta final de temporada para cubrir la baja 'motu proprio' de Maurice Ager y que no arribará a Sevilla a tiempo para debutar el domingo ante Estudiantes: se prevé que aterrice en San Pablo, el aeropuerto, sobre las 12.50 horas procedente de Phoenix, vía Dallas, y el encuentro en San Pablo, el pabellón, arranca veinte minutos antes.

Por tanto, es probable que el jugador nacido en Pasadena (California) estrene la elástica cajista en el derbi del domingo 14 ante Unicaja en el Martín Carpena.

En espera de que se ponga a las órdenes de Joan Plaza, cabe destacar su facilidad para el lanzamiento de tres puntos como su principal baza, de modo que es apodado 'el francotirador panameño' en los círculos de básket. Ahora bien, la progresiva mengua en su acierto en el tiro y el hecho de que se encontrara sin equipo en la actual campaña surgen como poderosas interrogantes.

Lo cierto es que Douglas no deja indiferente. Tras su brillante etapa universitaria en Arizona y Nuevo México, con porcentajes entre el 40 y el 45% en triples, en su estreno europeo con Panionios bajó su tino al 39.5% y más aún (35%) en Bolonia, aunque en esa campaña 2004/05 dejó una profunda huella en la Lega, no en vano fue determinante en el título que conquistó el Climamio boloñés al encestar en el último segundo el triple que decantó el cuarto partido en Milán.

También causó una grata impresión en el Dinamo de Moscú, con el que se proclamó campeón de la Copa ULEB (05/06) manteniendo su porcentaje de triples en un 36%.

Su primera aventura en la ACB le confirmó como un lanzador compulsivo, capaz de lo mejor y lo peor. En el Pamesa de Ricard Casas comenzó con el pie torcido (7/55 en triples, un 12.7%, en las ocho primeras jornadas, con 0/10 ante DKV), pero llegó Fotsis Katsikaris y le dio confianza.

Así, Douglas empezó a 'enchufarlas' (le hizo seis triples al Caja de Comas, que no obstante ganó en la Fonteta), acabando el curso con un 32% de acierto y 13,55 puntos, que irían a más en la 07/08: 38.5% en triples y 16,51 puntos, con catorce partidos anotando 20 o más.

En las seis primeras jornadas de la 08/09 volvió a las andadas: 19,5% en triples y 1/10 en Menorca. Tras el cese del técnico griego, llegó Neven Spahija y no le convenció el panameño, hasta el punto de que dio orden de cortarlo por “inconsistente” y porque no estaba “rindiendo al nivel deseado para un extracomunitario”. Y es que Douglas había bajado su producción: 10,2 puntos y 25% en triples. Cifras muy superiores a las de su predecesor en el Caja.

  • 1