Cultura

Rubén Olmo, un Ecce Hommo con mucho duende

el 15 sep 2010 / 19:20 h.

El artista con el vestuario de su espectáculo.

-->--> -->

La compañía de danza de Rubén Olmo presenta esta noche en el Teatro Central el estreno absoluto de Tranquilo alboroto, el proyecto coreográfico "más reflexivo" y personal de este artista, en el que aparece como un Ecce Homo muy parecido al Cristo de la Sentencia de la Macarena. El montaje repasa los estados de ánimo por los que ha atravesado a lo largo de su carrera, y supone_un exhaustivo trabajo de investigación de corrientes y estilos.

"Este espectáculo es una definición que hago de mí mismo", señaló ayer el bailarín en la rueda de prensa.

La obra se divide en varias escenas o_"reflexiones", enlazadas durante más de dos horas. Una de ellas, dedicada al ensayo, reproduce una clase en directo. "Se trata de un homenaje a los ballets de antes, como los de Pilar López y José Antonio", señaló.

En otra pieza, titulada El hábito, se viste de Cristo al ritmo de la marcha procesional Nazareno y Gitano, de la hermandad de los Gitanos.  El motaje también ofrecerá un homenaje a la bailaora Manuela Vargas, en el que se repasan los grandes personajes que encarnó en vida.

La joya del espectáculo será la Falsa farruca, ideada y coreografiada junto a Israel Galván. Esta pieza fusiona la estética de esta danza con ritmos gallegos, incluso con una gaita. "Huele a flamenco y a Galicia. Es una bomba._Hemos encontrado el equilibrio perfecto".

 

  • 1