Local

Rudolph Giuliani, una estrategia que resultó suicida

En contra de lo que dicta el sentido común y la historia de Estados Unidos, Rudolph Giuliani decidió jugarse su futuro presidencial a una sola carta, las primarias de Florida, algo inédito y arriesgado que resultó suicida. El ex alcalde de Nueva York decidió desoír lo que decían los expertos. Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 23:28 h.

TAGS:

En contra de lo que dicta el sentido común y la historia de Estados Unidos, Rudolph Giuliani decidió jugarse su futuro presidencial a una sola carta, las primarias de Florida, una estrategia inédita y arriesgada que resultó suicida. El ex alcalde de Nueva York decidió desoír lo que decían los expertos y optó por saltarse las primeras citas electorales de su partido, entre ellas dos claves, los caucus de Iowa y las primarias de New Hampshire. Al permanecer en la sombra, Giuliani no sólo perdió proyección pública, sino que permitió al resto de candidatos de su partido tomar ventaja.

"Giuliani ha hecho la campaña más incompetente que he visto en mi vida. Su ausencia en Iowa y New Hampshire ha sido interpretada incluso como un desprecio por los ciudadanos", dijo el analista político y profesor de la Universidad de New Hampshire Andy Smith.

Resulta curiosa esta estrategia en un hombre combativo y con un alto reconocimiento público, que se colocó inmediatamente a la cabeza de las encuestas cuando anunció su intención de aspirar a la candidatura republicana.

Y eso no era fácil, porque el ex alcalde de Nueva York, conocido tras los atentados del 11 de septiembre como el alcalde de América, tenía un perfil muy poco conservador, debido a su tolerancia con el aborto, su permisividad con la inmigración y su simpatía hacia los derechos de los homosexuales.

Con estas credenciales, apostó por Florida, pero la estrategia falló desde el planteamiento. La victoria que logró el martes en Florida John McCain demuestra cómo alguien con menos recursos incluso que Giuliani puede colocarse a la cabeza gracias a su participación en las primeras citas electorales. Giuliani quedó tercero, por lo que decidió retirarse y prestar su apoyo a McCain, quizás en un intento de que el ahora favorito cuente con él como su vicepresidente.

  • 1