lunes, 27 mayo 2019
15:58
, última actualización
Economía

Rural del Sur confía en cerrar en mayo su gran alianza financiera

García Palacios espera llevar el SIP al Banco de España en un mes

el 06 abr 2010 / 20:30 h.

La junta general de Caja Rural del Sur autorizó ayer por unanimidad las negociaciones ya emprendidas por su cúpula para forjar una amplia alianza nacional en la que se implicaría una veintena de rurales -con posibilidad de superar las cuarenta- a través de un Sistema de Protección Institucional (SIP), por el que unificarían sus balances sin perder ni identidad ni personalidad jurídicas.

José Luis García Palacios, presidente de la entidad sevillana, explicó, en declaraciones a este periódico, que los trabajos técnicos están casi finalizados, a expensas de los denominados test de estrés, que calibran cómo reaccionarían el SIP y cada caja (cooperativa de crédito) ante diversas situaciones financieras. Se trata de unas pruebas de vital importancia dado que la filosofía de esta modalidad de alianzas gira alrededor de la protección que unas pueden otorgar a otras (solidaridad dentro de un negocio conjunto).

García Palacios confió en presentar el SIP ya estructurado -es decir, con un principio de acuerdo entre las cajas por delante- al Banco de España en mayo, y dijo esperar una respuesta positiva del supervisor, que también fomenta este tipo de alianzas financieras en un sector, el de las cajas rurales, configurado en nuestro país por 76 entidades, de las que 10 radican en Andalucía.

Descartó que el SIP se acometa por pasos geográficos, esto es, empezando por territorios próximos -por ejemplo, la propia región andaluza y la extremeña- y después subiendo a escala nacional. "No, se realizará conjuntamente y esperamos una respuesta amplia de las cajas implicadas en este proyecto".

En concreto, en esa operación, encabezada por la sevillana y las cajas rurales de Navarra, Granada, Asturias y la valenciana Rural Caja -ésta podría ir acompañada a su vez de otras 19 de menor calado-, daría cabida en principio a 21 entidades. Sin embargo, García Palacios precisó que, una vez que el Banco de España conceda la bendición, el SIP, forjado por entidades de ámbito regional o que, como la Rural del Sur, operan en varias provincias, se ofrecerá a rurales de influencia más provincial y local -entre éstas, alrededor de treinta, como las de Segovia, Almendralejo, Toledo o Ciudad Real, trabajan en un SIP similar, que aún no ha cuajado-.

De las rurales andaluzas, las de Jaén, Córdoba y Granada estarán en la alianza de la sevillana. Quedarían fuera, en principio, las de Utrera, Adamuz, Nueva Carteya, Cañete de las Torres, Guadalupe y Cajamar -esta última, la mayor de España, tiene grupo cooperativo propio y no participará-.

resultados 2009. Por otra parte, la junta general, que se celebró en Jerez, aprobó ayer los resultados de 2009 de la Rural del Sur. El beneficio neto bajó el 11,34%, hasta los 20,28 millones de euros, siendo el segundo ejercicio consecutivo de descenso porque, según indicó García Palacios, se optó "por la prudencia", de forma que a provisiones se dedicaron 29 millones.

La cartera crediticia también se recortó, el 4,26% (con 3.643 millones), frente al crecimiento experimentado por los depósitos, el 7,37% (3.848 millones). Mientras, la ratio de morosidad se ubicó en el 3,57% (por debajo del sector financiero) y el 16,75% fue la de solvencia (el doble del exigido para operar). 287 son sus oficinas distribuidas en seis provincias. "Los deberes están bien hechos".

  • 1