Local

Rusia advierte que la entrada de Ucrania en la OTAN abrirá una crisis profunda

La cumbre de la OTAN que se celebra en Bucarest desde el martes hasta el viernes se anuncia tensa tras el pleno apoyo manifestado por el presidente de EEUU, George Bush, a los deseos de acercamiento de Ucrania y Georgia a la alianza militar. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 02:35 h.

TAGS:

La cumbre de la OTAN que se celebra en Bucarest desde hoy hasta el viernes se anuncia tensa tras el pleno apoyo manifestado por el presidente de EEUU, George Bush, a los deseos de acercamiento de Ucrania y Georgia a la alianza militar. Rusia se opone de plano a esta iniciativa y en Europa le secundan Francia y Alemania.

La cumbre tratará temas cruciales para la OTAN, como son la ampliación a tres nuevos miembros -Albania, Croacia y Macedonia-, las operaciones militares en Afganistán y Kosovo, y las nuevas amenazas del siglo XXI. Son esperados en la capital rumana 24 de jefes de Estado y Gobierno y los ministros de Asuntos Exteriores de los 26 Estados miembros, varios centenares de funcionarios también de los países asociados, además de invitados de organismos internacionales y unos 3.000 periodistas.

Horas antes de su llegada a Bucarest, procedente de Ucrania, Bush reafirmó el "apoyo incondicional" de Washington al deseo de las dos ex repúblicas soviéticas de iniciar el proceso de integración en la OTAN a través de un "plan de acción de ingreso", o MAP, según las siglas en inglés. Rusia se apresuró a reaccionar a esta iniciativa estadounidense. La adhesión de Ucrania a la OTAN provocará una "profunda crisis" en las relaciones ruso-ucranianas, advirtió ayer Grigori Karasin, viceministro ruso de Asuntos Exteriores.

Rusia se opone terminantemente a la ampliación de la OTAN hacia sus fronteras y ha amenazado con adoptar medidas. El presidente, Vladímir Putin, que asistirá como invitado a la cumbre de Bucarest, insinuó incluso la posibilidad de que Moscú apunte a Ucrania con sus cohetes en caso de que ésta acoja bases de la OTAN o elementos del escudo antimisiles norteamericano.

Recelos de España. Varios países de la OTAN, entre ellos Francia y Alemania, rechazan iniciar el proceso de integración de Ucrania y Georgia por temor a que se degraden las relaciones con Rusia, ya tirantes por los planes de EEUU de instalar un escudo antimisiles en suelo europeo. Fuentes rumanas mencionaron también los recelos de Italia, España, Portugal, Holanda, Bélgica y Luxemburgo.

La canciller alemana, Angela Merkel, mantendrá su oposición al ingreso eventual de Ucrania y Georgia en la OTAN. Fuentes de la Cancillería aseguraron que las reservas de Merkel no son de principio, pues "Alemania apoya la política de puertas abiertas de la OTAN y las perspectivas aliadas para todos" sino de la elección del momento para cursar una invitación de adhesión.

Esas fuentes precisaron que Georgia afronta conflictos internos y, en el caso de Ucrania, las perspectivas de ingreso en la OTAN no cuentan con el apoyo de la población.

En la misma línea que Alemania, Francia también se opone a la incorporación de estas dos ex repúblicas soviéticas a la OTAN. "Estamos opuestos a la entrada de Georgia y Ucrania porque pensamos que no es la buena respuesta al equilibrio de las relaciones de poder en Europa y entre Europa y Rusia", aseguró el primer ministro galo, François Fillon.

  • 1