Local

Rusia entabla relaciones diplomáticas con Osetia del Sur y Abjasia

Rusia sigue retando a Occidente. El último acto de rebeldía ha sido el establecer relaciones diplomáticas con las regiones separatistas georgianas de Osetia del Sus y Abjasia, cuya indepencia no es reconocida ni por la Unión Europea (UE) ni por EEUU. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 11:30 h.

TAGS:

Rusia sigue retando a Occidente. El último acto de rebeldía ha sido el establecer relaciones diplomáticas con las regiones separatistas georgianas de Osetia del Sus y Abjasia, cuya indepencia no es reconocida ni por la Unión Europea (UE) ni por EEUU.

Sin embargo el Gobierno ruso está cumpliendo el acuerdo alcanzado con la Unión Europea (UE) para la retirada de sus tropas de la zona de seguridad, es decir, del territorio georgiano administrado por Tiflis, al iniciar el repliegue de sus tropas.

"Hemos intercambiado notas, que representan el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Rusia y Abjasia, y entre Rusia y Osetia del Sur", aseguró Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores de Rusia. El jefe de la diplomacia rusa adelantó que la cancillería nombrará en breve embajadores, tras lo que se abrirán sendas legaciones diplomáticas en las capitales suroseta, Tsjinvali, y abjasa, Sujumi. Lavrov hizo este anuncio tras reunirse en Moscú con los jefes de las diplomacias abjasa, Serguéi Shamba, y suroseta, Murat Dzhioev, que expresaron su deseo de establecer en el futuro relaciones diplomáticas con otros países.

Antes de la proclamación de la independencia de Kosovo (17 de febrero), el propio Lavrov advirtió de que la secesión de esa región serbia abriría la "caja de Pandora" de las aspiraciones independentistas de muchas otras regiones.

Moscú y esas regiones separatistas acordaron ayer la "pronta" firma de sendos acuerdos de amistad, cooperación y asistencia mutua en caso de agresión exterior, similares a los que la URSS suscribía con los países miembros del Pacto de Varsovia.

"Rusia, Abjasia y Osetia del Sur tomarán todas las medidas a su alcance para eliminar las amenazas a la paz, a través de la prevención (...) y la resistencia a la agresión por parte de otros Estados", apuntó.

El ministro ruso insistió en que el artículo 61 de la carta fundacional de la ONU (autodefensa colectiva) permite que unos países acudan en defensa de otros que han sido víctimas de una agresión militar. El acuerdo de asistencia mutua también abre la posibilidad de que Rusia utilice las infraestructuras ya existentes o construya nuevas instalaciones militares en el territorio de esas repúblicas separatistas. Poco antes, el ministro de Defensa ruso, Anatoli Serdiukov, aseguró que Rusia había acordado con Abjasia y Osetia del Sur el emplazamiento de hasta 3.800 soldados rusos en cada una de esas regiones. a parte para garantizar su seguridad", matizó Lavrov.

La reacción georgiana a esta nueva situación no se hizo esperar y la ministra de Exteriores, Eka Tkeshelashvili, tachó de "acto de ocupación" al paso dado por Moscú.

Paralelamente, las tropas de paz rusas comenzaron ayer a abandonar sus puestos de control en territorio georgiano administrado por Tiflis. A continuación, unidades abjasas también empezaron a replegarse de Ganmujuri.

  • 1