Local

Rusia mantiene el veto al cerdo en Sevilla, Barcelona y Valencia

Rusia anunció ayer el levantamiento parcial de la prohibición que pesaba sobre las importaciones de carne de cerdo de España debido a la gripe A. No obstante, la medida no regirá para Barcelona, Sevilla y Valencia

el 16 sep 2009 / 02:46 h.

TAGS:

Rusia anunció ayer el levantamiento parcial de la prohibición que pesaba sobre las importaciones de carne de cerdo de España debido a la gripe A. No obstante, la medida no regirá para Barcelona, Sevilla y Valencia. La Junta de Andalucía confía en que el ministerio solvente pronto este veto, mientras Asaja reitera que no existe razón científica para que se prolongue.

El Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de Rusia expuso en un comunicado, citado por la agencia oficial RIA-Nóvosti, que "considera posible permitir la importación a Rusia de cerdos vivos, carne de cerdo y productos porcinos sin tratamiento térmico de todas las provincias de España, a excepción de Barcelona, Sevilla y Valencia".

El anuncio de las autoridades rusas se produce una semana después de que el director general de Recursos Agrícolas y Ganaderos español, Carlos Escribano, mantuviera negociaciones en la capital rusa. "El problema está zanjado", aseveró Escribano el pasado día 7 a la prensa española en Moscú, tras reunirse con funcionarios del Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario y del Ministerio de Exteriores de Rusia.

El funcionario español explicó que las autoridades rusas se comprometieron a suspender "paulatinamente" y "provincia por provincia" la prohibición a la exportación de productos cárnicos porcinos españoles elaborados a partir del 1 de mayo. "Volveremos a la normalidad en cuestión de días", insistió Escribano, quien recordó que Rusia es el destino del 3% de la producción porcina de nuestro país (unas 115.000 toneladas anuales).

Aunque los envíos de productos del cerdo desde Sevilla hacia el mercado ruso son casi testimoniales -según el servicio de Exportación de las Cámaras de Comercio, en 2008 Rusia no adquirió ni un solo animal vivo en esta provincia y las compras de carne se limitaron a partidas por valor de 86.000 euros-, el que permanezca en la lista de vetadas causó indignación. La clave, la imagen, y no tanto el dinero.

Fuentes de la Consejería de Agricultura y Pesca confiaron en que el Ministerio del ramo continúe con las negociaciones para dar una pronta solución definitiva, y sin exclusiones, a las restricciones impuestas por Moscú. Es decir, que se levante el veto también para la provincia sevillana. Desde el departamento que dirige Clara Aguilera insistieron en que no hay motivos para las limitaciones a la exportación. "No hay problemas ni los ha habido con la cabaña andaluza", recalcaron.

Mientras, el técnico de la patronal Asaja de Sevilla José Manuel Roca recordó que en esta provincia la inmensa mayoría de la cabaña es de porcino extensivo (pasta al aire libre, sobre todo en las dehesas) e ibérico, y no intensivo (cebados en granjas), que es el sistema de crianza de los cerdos blancos que impera en otras zonas de España.

Por ello, Roca rechazó que tal bloqueo continúe -"no existe lógica científica para el veto"-, y su permanencia no encuentra otra razón de ser que la comercial. No obstante, el técnico matiza que el trasiego con Rusia es escaso, pues este mercado demanda principalmente grasas y tocinos, productos "en los que no estamos especializados en Sevilla".

Lamentó que el Gobierno central asegurara hace unos días que todo estaba solucionado, cuando no ha sido así, de ahí que instara al Ministerio dirigido por Elena Espinosa a solucionar "cuanto antes" este asunto que afecta, especialmente, a la imagen de los productos cárnicos.

  • 1