Deportes

Sacristán: "Detrás de Bitton hay inversores poderosos"

El nuevo presidente del Betis respalda a Luis Oliver y su grupo mientras los administradores judiciales y la oposición advierten que pedirán responsabilidades.

el 11 oct 2010 / 20:19 h.

Los tres administradores judiciales y la oposición a Manuel Ruiz de Lopera confían en que el Juzgado de lo Mercantil o la Audiencia de Sevilla ordenen esta semana la celebración de la junta extraordinaria de accionistas, aunque uno de los hombres de la jueza Alaya, Juan Manuel Gómez Porrúa, admitió ayer que la asamblea que depende del juzgado se celebrará ya "en la segunda quincena de noviembre". Mientras, el nuevo presidente del Betis, Jaime Rodríguez Sacristán, defiende a quienes mandan ahora en el club. Es decir, Luis Oliver. "Detrás de Bitton Sport existe un grupo de empresarios muy poderosos. Me enteré de ello bajo secreto profesional y no lo desvelaré jamás. También me consta que los tres consejeros que hay (Oliver, Ángel Vergara y Eduardo Peña) han invertido parte de su patrimonio en el club", explicó ayer en la Cope.

El próximo viernes, el consejo del Betis se reunirá y aprobará la incorporación de un nuevo miembro -por supuesto afín a Oliver- para volver a tener el número mínimo suficiente de consejeros. Sacristán, consciente de la provisionalidad del órgano rector del club, confesó que podría haber ofrecido el cargo a un amigo suyo "muy preparado" y que no lo hizo "para no darle ese caramelo amargo en este momento de transitoriedad".

El trasiego de idas y venidas en el consejo no confunde a los administradores. "Si los que han estado han incurrido en alguna  responsabilidad, el nuevo consejo los obligará a restituir patrimonio", advirtió Gómez Porrúa. Incluso la oposición piensa ejercer una acción social contra los consejeros en la próxima junta.

La asamblea que depende del Juzgado de lo Mercantil, por cierto, puede deparar la curiosidad de que algún que otro consejero no pueda entrar. Esa junta no la preside el consejo, sino quien dictamine el juez, y quien quiera asistir debe poseer o representar más de diez acciones.

  • 1