Deportes

Sacristán: "La última intervención de Porrúa fue un atropello"

el 18 oct 2010 / 21:10 h.

Sacristán, junto a Castaño.

El presidente del Real Betis, Jaime Rodríguez Sacristán, analizó ayer en los micrófonos de Onda Cero la actualidad de la entidad de La Palmera y anunció que no convocará la Junta General hasta que el Juzgado de lo Mercantil no falle sobre el requerimiento presentado por PNB. 

Además, el abogado mercantilista atacó a Juan Manuel Gómez Porrúa, interventor de los derechos políticos de las acciones de Farusa, y aclaró que el rótulo del nombre de Manuel Ruiz de Lopera en el feudo de Heliópolis será retirado en los próximos días.

En un mensaje directo, Sacristán atacó con fiereza a Porrúa. "El 16 de septiembre fue la única reunión en la que no estuve presente, y se llevaron el 95 % de los documentos escaneados". "La última intervención de Gómez Porrúa fue un atropello, una injuria y una calumnia y entonces no fui a la cita prevista", manifestó.

"Sus 200 apariciones en prensa en dos meses no serán el mandato judicial que ha recibido", criticó. "Ése no es su trabajo. Y menos si amenaza con demandas y embargos de patrimonio", espetó.

"Si el consejo decide no convocar la Junta Ordinaria de diciembre sería su mayor disparate", dijo. "Eso sí, no se puede convocar la Extraordinaria cuando los solicitantes -PNB- la han solicitado en dos lados diferentes", aclaró. Y es que, según comentó, "ellos han postulado una convocatoria judicial y yo ahora tengo que esperar".

"Ya avisé que, según los tiempos de la justicia, su decisión iba a diferir en cuatro o cinco días del 30 de noviembre, pero ellos lo han querido así", lamentó. "Nosotros no podemos convocarla hasta que no lo haga el juzgado", indicó.

Sobre la modificación de la nomenclatura del aún Manuel Ruiz de Lopera, el máximo dirigente de la entidad verdiblanca indicó que "cuando se decide una medida así no es para desviar la atención, sino porque lo demanda la afición y punto".

"Las segundas lecturas a veces son absurdas. El estadio del Betis hoy ya se llama Benito Villamarín y estoy convencido de que la Junta ratificará el nombre", aventuró. "Al ser una medida ejecutiva nuestra, acometeremos ya el cambio de rótulo", prosiguió.

Luchas

Interrogado sobre sus relaciones con algunos consejeros, Sacristán no ocultó información. "Sólo he discutido con una persona, Rufino González. Quería asumir la secretaría técnica a finales de julio y yo le dije que no le veía capacitado a esas alturas del verano", explicó. "Se lo anuncié hasta en tres ocasiones y delante de personas de confianza. Si eso es una traición...", expuso. Y, para finalizar, admitió haberse reunido con la oposición, aunque, subrayó, "no daré ningún detalle".

  • 1