martes, 20 noviembre 2018
14:17
, última actualización
Deportes

Sahin gana confianza en la exhibición de Callejón ante la Ponfe

El Real Madrid derrotó 5-1 a la Ponferradina en un partido sin historia tras el triunfo por 0-2 en El Toralín. El Mallorca remontó ante el Sporting y el Espanyol cumplió ante el Celta.  

el 20 dic 2011 / 22:40 h.

Sahin celebra un gol con Pepe al fondo.

El Real Madrid derrotó 5-1 a la Ponferradina en un partido sin historia tras el triunfo por dos goles en El Toralín, pero que tomaron en serio los jugadores menos habituales, con Nuri Sahin dejando sus primeras muestras de calidad en plena exhibición de José Callejón. 

Con la mitad de la primera plantilla de vacaciones, los titulares Pepe, Özil y Benzema fueron los tres elegidos por José Mourinho para disputar un trámite. El sueño de la Ponferradina se desvanecía en su estadio. Solo le quedaba disfrutar de un partido inolvidable para el club y la carrera de muchos de sus jugadores. En el estadio Santiago Bernabéu. Con 5.000 leoneses en las gradas.

Fue el día en el que Sahin comenzó a mostrar detalles de calidad que le convirtieron en el mejor jugador de la Bundesliga. Cambios de juego, taconazos, asociaciones al primer toque y remate. Más fresco. Con mejor ritmo. Y ganando confianza. La debilidad del rival no es la vara de medir correcta, pero el turco cierra el año feliz tras mucho sufrimiento por dos lesiones de rodilla.

Tomó ejemplo del hambre de Callejón. Una bendición para Mourinho. Pocos pensaban que iba a protagonizar una evolución como la que firma. Sale a comerse el césped. Aprovecha cada minuto. Y su lucha le conduce al éxito. Porque no se precipita cuando tiene que decidir. Tras dos avisos al tercero abrió el marcador. Sus desmarques eran vistos por Benzema y Özil.

Al minuto 26 su desmarque de ruptura encontraba premio. Su disparo cruzado, lejos del alcance del portero Orlando Quintana, entro a la red pegado al palo. Tres partidos seguidos marcando y titular en una 'final' en Sevilla, la confianza de Callejón está en las nubes.

Tanto que le cae un balón en la esquina, casi pegado al palo, y tras ver una mala salida del portero, gira sobre sí mismo, la pega con rosca y solo el travesaño evita un nuevo gol. Y ni el partido sentenciado rebaja su hambre. Cerró la goleada.

La Ponferradina de Claudio Barragán fue valiente. Ya había poco que perder y salió a disfrutar. Con defensa adelantada, un riesgo que pago caro ante la velocidad del ataque madridista. Su esfuerzo de la primera parte se cerraba con un castigo al borde del descanso. Un saque de esquina de Özil lo remató con potencia Sahin. Feliz con su primer gol en el Bernabéu.

La segunda parte comenzó de la misma manera. Benzema buscaba el gol, hoy sin acierto en el remate. Y lo encontró su compatriota francés Rafael Varane. Una falta lanzada por un gris Granero, no la atajó Orlando, que dejó muerto el balón para que marcase a placer el central.

El gol de la honra nunca lo olvidará Alcorán. Culminó un contraataque con un zurdazo ajustado, apoyado en la pasividad de Pepe y Varane. Era la guinda para un equipo que dio la cara en la eliminatoria y se centra en su lucha de subir a Segunda División.

El Real Madrid de los suplentes cumplió. Mourinho hizo debutar además a dos canteranos. Casado desde el inicio. Nacho Fernández y el portero Pacheco en el segundo acto. Y Joselu volvió a jugar con los 'mayores'. Y a marcar. Lo hizo ante el Almería la pasada temporada en su estreno y hoy a placer, tras pase de Callejón. Cierra el 2011 el equipo de Mourinho feliz. Líder en Liga, batiendo récord en la fase de grupos en Liga de Campeones y firme en su defensa de título de Copa. El Barcelona es su único obstáculo que superar en un nuevo año.

El Mallorca remonta y el Espanyol cumple

Dos goles de fortuna permitieron al Mallorca dar la vuelta a la eliminatoria y dejar a la afición del Sporting con una pésima sensación tras los partidos en este final de año que le sitúan en posiciones de descenso en la liga y fuera de la Copa del Rey a las primeras de cambio (0-2).

El Sporting llegaba a este encuentro con la ventaja del gol conseguido en Palma por el centrocampista del filial Juan Muñiz que al igual que en el encuentro de ida se quedó en el banquillo en el inicio ya que Preciado mantuvo en la banda izquierda al canario Ayoze que ofreció una pobre imagen, como el resto del equipo.

El RCD Espanyol sentenció el pase a octavos de final de la Copa del Rey ante el Real Celta de Vigo tras una primera media hora, frenética, con espacios y mucho ritmo, en la que De Lucas acabó expulsado por protestar y Weiss adelantó al Espanyol en la jugada siguiente.

El conjunto gallego, que venía de un empate a cero en la ida de Balaídos, no pudo remontar un choque que se puso 2-0 justo después de la reanudación. Además, un gol en propia puerta de Hugo Mallo puso el punto y final. Hacía falta un milagro y los pericos, que cierran el mes de diciembre con nota, no lo permitieron.

  • 1