Economía

Salas Burzón impugnará el informe sobre Consta 'por carecer de rigor'

El presidente de Contsa Corporación Empresarial, José Salas Burzón, anunció ayer que impugnará el informe emitido sobre esta compañía, que se encuentra en suspensión de pagos, por parte de los administradores concursales, debido a la, a su juicio, "falta de rigor y de exactitud". Foto: Paco Cazalla.

el 15 sep 2009 / 09:28 h.

El presidente de Contsa Corporación Empresarial, José Salas Burzón, anunció ayer que impugnará el informe emitido sobre esta compañía, que se encuentra en suspensión de pagos, por parte de los administradores concursales, debido a la, a su juicio, "falta de rigor y de exactitud".

En declaraciones a Europa Press, el empresario precisó que este informe afecta "de forma sustancial" tanto al activo del balance de la compañía, en el sentido de que reduce su valor real, como al pasivo, con duplicidades de gastos.

En su opinión, en el activo "se minusvaloran bienes conforme al criterio de crisis actual y se ignoran derechos de adquisición y edificación y posibilidades de transacción de importante valor en la actividad inmobiliaria". Mientras, en el pasivo "se aprecian tanto inversiones desdobladas, imputando la titularidad de un único contrato a diversos acreedores agrupados en el mismo, a los que incluso se les llega a asignar la totalidad de su importe a cada uno de ellos, como la simple duplicidad en la contabilidad, o la inclusión en los créditos de cantidades ya percibidas por inversores a cuenta del capital".

Salas recordó que en el procedimiento judicial, el informe de los administradores concursales "lejos de ser definitivo, abre un periodo de impugnación que habrá de determinar finalmente la justeza o no, de sus conclusiones".

Ante ello, el presidente de Contsa, tras apuntar la "falta de rigor e inexactitudes" de dicho informe, anunció que dicho documento será objeto de la correspondiente impugnación "para poner de manifiesto no sólo una realidad empresarial que, a toda costa, se pretende desprestigiar, sino para la defensa de los intereses tanto de la compañía como de sus inversores, que según vienen declarando, parecen estar abocados a la nada, lo que sin duda acaecerá con la persistencia de la Administración Concursal en su actuación".

En ese sentido, lamentó que los administradores concursales "desde su nombramiento y en su particular interés han impedido cualquier intento de continuación de la actividad empresarial y han tendido inexorablemente a su liquidación a cualquier precio, lo que supone una dejación importante de su obligación, cuanto menos para los afectados, por cuya razón se ejercerán, en su caso, las acciones de responsabilidad que tuvieran lugar".

José Salas Burzón también lamentó ciertas "informaciones sensacionalistas" vertidas sobre él y la empresa en los últimos meses "donde se han hecho eco tanto de las noticias interesadas que genera la Administración Concursal, como de las personales denuncias de algún inversor, cuya falta de razón ya se ha puesto de manifiesto en los juzgados".

En este sentido, recordó que el informe de la Administración Concursal "se acaba de presentar" y la juez de lo Mercantil encargada del caso, Teresa Vázquez, "ni se ha pronunciado, ni está en la obligación legal de hacerlo, por ahora".

Finalmente, el empresario lamentó que cierto número de inversores decidieran abrir la vía judicial, "que, lejos de resultarles beneficioso, puede redundarles además graves perjuicios". No obstante, dijo que, siguiendo su larga trayectoria de 20 años, defenderá en el terreno judicial, "hasta sus últimas consecuencias", tanto su interés "como el de aquellos inversionistas que decidieron confiar en momentos de crisis".

Según el informe presentado por los administradores concursales en el Juzgado de lo Mercantil de Sevilla que tramita la suspensión de pagos de la sociedad, Contsa tiene 1.653 acreedores, de los cuales 1.586 son inversores, y un activo de 28,4 millones. Mientras, el pasivo de la sociedad, según el citado informe, asciende a 115,2 millones y el déficit total es de 86,82 millones de euros.

  • 1