martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Economía

Salgado confía en recuperar el crédito tras los ‘test de estrés’

Los analistas creen que el mercado responderá mañana a esta transparencia.

el 24 jul 2010 / 19:44 h.

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, mostró ayer su confianza en la respuesta positiva de los mercados financieros después de la publicación de los resultados de los test de estrés, y espera que la mejora que se ha producido esta semana "se consolide en semanas siguientes y el crédito vuelva a fluir".

Todos los bancos españoles superan el test de estrés, es decir, mantendrían un nivel mínimo de capital de primera calidad en el escenario económico más adverso, así como la gran mayoría de las cajas de ahorros, exceptuando cuatro grupos de cajas y la cordobesa Cajasur, que requerirían aportaciones adicionales de capital que sumarían 2.043 millones de forma conjunta.

Entre los grupos de cajas que necesitarían una inyección de capital para afrontar escenarios adversos están las catalanas Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa Manresa (1.032 millones de euros) y Unimm (270 millones de euros). Además, recordó que la exigencia legal es de un 4%, por lo que en los tests "se ha puesto el listón muy alto y un escenario muy adverso que no se va a producir".

De los test, dijo, se desprende que todas están en una "condición excelente", pero que en un escenario adverso hay otras que "están mejor".

"Si Caixa Catalunya, con el conjunto de cajas con las que se está fusionando o cualquiera que no haya superado este 6% de capital Tier 1, quiere capitalizarse ahora ya puede ir al mercado privado, con acciones con derechos políticos, pero también al sector público ya que el FROB está disponible".

De hecho, Banca Cívica, integrada por Caja Navarra, Caja Canarias y Caja de Burgos, fue la primera en anunciar el pasado viernes la firma de un acuerdo de intenciones para dar entrada en su capital al fondo estadounidense J.C. Flowers con el compromiso de que éste adquiera 450 millones de euros de deuda convertible en acciones de Banca Cívica.

Pese a mostrarse prudente y no disponer de todos los datos del segundo trimestre, Salgado ha afirmado que los "indicios" apuntan a que se ha iniciado la senda del crecimiento, que "debería irse acelerando, a un ritmo más lento del que nos gustaría, sobre todo en lo que se refiere a la reducción del paro".

LOS EXPERTOS HABLAN. La transparencia que ha mostrado el sistema financiero de España al "desnudar" íntegramente sus cuentas y balances en las pruebas europeas de resistencia y el rigor del análisis a bancos y cajas españoles no pueden ser más positivos para despejar las dudas de una vez y abrir los mercados.

Así lo explicaron a Efe algunos de los analistas financieros que asistieron ayer a una reunión en el Banco de España con varios representantes de la entidad, como el director general de Regulación, José María Roldán, quien les informó pormenorizadamente de los detalles más técnicos de estas pruebas y a quien hicieron todo tipo de preguntas en un encuentro que duró una hora y media.

También estuvieron presentes, por parte de Banco de España, el director general adjunto de Supervisión, Fernando Vargas, y el responsable de Estabilidad Financiera, Daniel Pérez-Cid, además de entre 80 y 100 analistas financieros, inversores y representantes de bancos comerciales y de inversión españoles y extranjeros.

Para Enrique Martín, socio responsable de Banca de Analistas Financieros Internacionales (AFI), la lectura de la reunión es "muy positiva". El test ha sido un ejercicio de estrés "duro, creíble y transparente" y ha salido bien, "aunque tengamos cinco suspensos", agregó.

De las 91 entidades financieras analizadas en 20 países europeos, 27 de ellas españolas, sólo siete "suspendieron" el test al no alcanzar la solvencia exigida en caso de crisis económica y de deuda: un banco alemán, otro griego, y cuatro agrupaciones de cajas de ahorros españolas, además de la intervenida Cajasur.

No obstante, pese a que estas entidades españolas no alcanzaron la ratio de solvencia mínima exigida en las pruebas -el 6% de Tier 1, que mide los activos de máxima calidad-, el apoyo público que necesitarían no alcanza el 1,5% del PIB, muy inferior al capital inyectado en los bancos de otros países.

Tanto Roldán como Vargas insistieron en que se ha analizado casi el 100% del sistema financiero y que si hubiera sido sólo el 50%, como en otros países, todas las entidades habrían aprobado con holgura, explicó Martín.

En cuanto a cómo reaccionarán mañana los mercados, los analistas consultados consideraron que los inversores valorarán el esfuerzo y la transparencia del sistema financiero español.

  • 1