Economía

Salgado eleva aún más el nivel de solvencia a las cajas

El Gobierno esgrime su dificultad de captar dinero en el mercado.

el 26 ene 2011 / 20:33 h.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, durante la sesión de control al Gobierno que se celebró ayer en el Congreso.

Las cajas de ahorros, dada su dificultad añadida para captar financiación en los mercados de capitales, se verán obligadas a aportar un mayor grado de solvencia que los bancos cotizados, un esfuerzo que se traducirá para las cajas en un core capital (capital social más reservas) que rondará entre el 9% y el 10%, dos puntos más del 8% mínimo exigido para la banca.

Así lo esbozó ayer la vicepresidenta económica, Elena Salgado, que no quiso dar aún la cifra por cerrada a la espera de contar con las directrices del Banco de España y con los datos que las cajas tienen que proporcionar de aquí a final de este mes sobre su mayor riesgo, que no es otro que la exposición al negocio inmobiliario.

En los pasillos del Congreso, Salgado reiteró que la horquilla se situará entre el 9% y el 10%, pero que la cifra definitiva se determinará en el decreto ley que el Gobierno aprobará en febrero y que recogerá el plan para recapitalizar las entidades.

Las líneas del decreto ley esbozadas el lunes exigen a las entidades una ratio del 8% de sus activos ponderados por riesgo (colchón frente a posibles impagos), pero superior para las sociedades no cotizadas o sin presencia significativa de inversores privados y cuya dependencia de los mercados financieros sea superior al 20% de sus activos.

Salgado insistió en que los 20.000 millones estimados por el Banco de España "serán suficientes" para atender a las necesidades de capital del sistema financiero español porque permitirán a bancos y cajas cumplir con los requisitos de capital.

"Los analistas han dado cifras sobre las necesidades adicionales de capital que van desde 17.000 a 80.000 millones, pero no hay base para esta estimación", subrayó la ministra, que explicó que el decreto ley no recogerá esta cantidad, sino que sólo se referirá a los porcentajes de capital que se exigen.

Sin embargo, desde Bruselas el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, replicó que las cajas necesitarán más de esos 20.000 millones para reforzar su capital. "La cifra de 20.000 se refiere al capital público a disposición del FROB en el caso de que fuese necesario utilizar capital público porque no hubiese habido de aquí a final de septiembre capital privado para recapitalizar las entidades", explicó Almunia al ser preguntado por si considera suficiente esta cantidad.

"Pero no estamos hablando, si yo entiendo bien el programa y creo que lo entiendo bien, sólo de 20.000 millones", agregó, sin dar ninguna estimación alternativa. Posteriormente, su portavoz, Amelia Torres, matizó que Almunia se remitía a las estimaciones del Gobierno y no había querido sugerir que necesitaran más fondos.

Salgado explicó que si alguno de los bancos no cumpliera, el camino sería el mismo, la entrada del Gobierno a través del FROB, y consideró que el término nacionalización no es acertado para definir la intervención.

Además, insistió en que el dinero que el Estado invierta no tendrá coste para el contribuyente. "El Estado aportará en forma de capital el dinero que las cajas precisen, pero será temporal. Pasados cinco años desinvertirá y, por tanto, habrá un inversor privado que le sustituya sin coste para el contribuyente".

  • 1