Economía

Salgado prevé que 2010 sea peor que 2009 en empleo, pero la economía iniciará su recuperación

Niega que la economía española no pueda crear empleo si crece por debajo del 3%.

el 19 nov 2009 / 10:32 h.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, auguró hoy que el próximo año será "peor" que 2009 desde el punto de vista del empleo, aunque subrayó que "lo peor" de la crisis ha pasado en términos macroeconómicos.

En este sentido, estimó que en la primera parte de 2010 el número de personas sin empleo seguirá creciendo, eso sí, de forma "más moderada", si bien subrayó que "en todo lo demás será el inicio de la recuperación".

"Seguirá habiendo un número muy importante de personas sin empleo, y ésa es la manifestación más dura de lo que está siendo la crisis en España", afirmó la vicepresidenta en declaraciones a Punto Radio recogidas por Europa Press, donde admitió que la recuperación "evidentemente será lenta", aunque añadió que el Gobierno está "razonablemente esperanzado" en comenzar a crecer dentro "de muy poco".

Salgado afirmó que el Gobierno no es "exageradamente optimista" y apuntó que en la actualidad el ajuste de la economía "está tocando fondo", para iniciar su crecimiento a partir del próximo trimestre, que será "previsiblemente débil" en la primera parte de 2010 y empezará a "tomar velocidad" en la última parte, lo que le permitirá crecer "más" en 2011.

"No somos exageradamente optimistas, pero desde luego somos confiados en el futuro", afirmó la vicepresidenta segunda del Gobierno, quien negó además que para crear empleo, la economía española tenga que crecer en torno al 3%.

"Niego que para crear empleo haya que crecer al 3%, creo que vamos a crear empleo antes de esos niveles de crecimiento, pero también digo que los organismos internacionales dicen que España puede volver a tener un crecimiento potencial importante", señaló.

Salgado aseguró que los datos de la economía española correspondientes al tercer trimestre coinciden con las previsiones del Gobierno, algo que consideró "bueno" porque el Ejecutivo sabe "lo que está haciendo" y porque sus políticas empiezan a dar resultados. "Podemos tener la esperanza de que nuestras previsiones también se confirmen en el futuro", dijo.

La ministra afirmó que todos los ciudadanos quieren salir de la crisis, aunque hay algunos, refiriéndose al PP, que "intentan aprovecharse para sacar réditos políticos", aunque éste sea un momento en el que todas las fuerzas políticas "deben arrimar el hombro" para salir "juntos" de la crisis.

"Me hubiera gustado que el PP hubiera tenido a lo largo de este año tan difícil un comportamiento diferente", señaló Salgado, quien consideró que el principal partido de la oposición podría haber tratado de entender la política del Gobierno, aunque subrayó que "todavía es posible" llegar a pactos importantes con todas las fuerzas políticas con el objetivo de salir de la crisis reforzados.

Respecto a las críticas procedentes de algunos ex ministros de Economía socialistas, entre ellos su predecesor, Pedro Solbes, la ministra se limitó a decir que "va en el sueldo aceptar las críticas" y que éstas están hechas "desde el aprecio y el cariño personal" hacia ella y hacia el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien reconoció tener opiniones "ligeramente distintas" que no impiden que se pongan de acuerdo.

Asimismo, afirmó que la Ley de Economía Sostenible "está haciéndose esperar" y que se trata de una norma "compleja" que exige la participación de muchos ministerios, aunque garantizó que el Gobierno tendrá terminando el texto para finales de este mes. "Ya llevamos tiempo en que todas nuestras actuaciones están impregnadas de esa idea, de procurar un crecimiento más sostenible y equilibrado para el futuro", dijo.

En materia impositiva, Salgado recordó que las últimas modificaciones tendrán "resultados" y producirán un incremento de los ingresos en las distintas administraciones, aunque aseguró que la reducción del déficit vendrá, sobre todo, por la llegada del crecimiento económico. Asimismo, consideró que las rentas del trabajo en España tienen "una fiscalidad suficiente" y que son otras, como el ahorro o el capital, las que hay que gravar más.

Preguntada por la diferencias entre el Gobierno y el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, Salgado aseguró que habla con él "como mínimo" una vez a la semana y que se reúne con él al menos una vez al mes. "Cuando habla de temas que no son su competencia lo recibo como una opinión y actúo según mi criterio", añadió.

Respecto a si recibe también recomendaciones o consejos de los banqueros, la ministra admitió que recibe mucha información y documentos de algunos de ellos y que suele verles una vez al mes "más o menos". En este sentido, concretó que ayer mismo el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, le envió el texto de una conferencia que había pronunciado.

En cuanto a la valoración del diario británico 'Financial Times', que sitúa a Salgado como uno de los peores ministros económicos de la UE, recordó que el ministro que ocupó el primer lugar el año pasado (el finlandés) ha pasado a situarse ahora en el puesto décimo segundo. "Hay que tomarlo con una cierta distancia", tras reconocer, sin embargo, que "evidentemente" le gustaría más tener uno de los primeros lugares. "Más que por mí para darle satisfacción a todos los comentaristas", añadió.

Finalmente, preguntada por si se arrepiente de haber asumido los mandos de la cartera de Economía o si echa de menos el trabajo en otros ministerios, como el de Sanidad, Salgado aseguró que no se arrepiente de nada y que, en todo caso, echaría de menos la época anterior a la de Sanidad.

  • 1