Local

Salgado resta importancia a las dudas sobre España

La bolsa se recupera del varapalo del lunes y la prima de riesgo se sitúa por debajo de 230 puntos

el 19 abr 2011 / 19:48 h.

TAGS:

Poul Thomsen, jefe de la delegación del FMI desplazado a Lisboa para negociar el rescate, atendía ayer a la prensa.

Tras el vendaval llega la calma, sobre todo si se trata de los mercados internacionales. Después de que el lunes la economía española volviera a situarse en el punto de mira por las dudas surgidas por la posible reestructuración de la deuda griega y por el rescate de Portugal aún sin cerrar -ayer seguían las negociaciones en Lisboa-, la jornada del Martes Santo sirvió como bálsamo para alejar los fantasmas del contagio.

La primera en salir en defensa de la economía nacional fue la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, quien restó importancia al acoso contra la deuda de España y afirmó que se trata de un ataque puntual. Así, insistió en que la subida de la prima de riesgo "no tendrá prácticamente efecto" por las reformas acometidas por el Gobierno y señaló que las consecuencias en términos presupuestarios de la misma dependerán de la duración y la intensidad de este repunte.

En declaraciones a la Cadena SER, Salgado recalcó que lo importante es que en el medio plazo un interés más alto en el conjunto de las emisiones españolas "no tiene demasiada importancia", a la vez que remarcó que la deuda pública española es "de las menores de Europa". "Seguimos estando en relación con el Producto Interior Bruto 24 puntos por debajo del resto de Europa en nuestros niveles de deuda y la carga de intereses que supone es también de las menores de Europa", aseguró.

Salgado destacó que la subida de la prima de riesgo del lunes se debió a las declaraciones acerca de los posibilidad de reestructurar la deuda griega y a las elecciones del pasado fin de semana en Finlandia, y señaló que no sólo la deuda de España se ha visto afectada, sino que la de Bélgica también, que subió 21 puntos.

Asimismo, remarcó que los fundamentales de la economía española "son los mismos" que el jueves pasado y apuntó que durante todo el fin de semana diversos organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) han valorado las reformas llevadas a cabo por el Ejecutivo e incluso las han puesto "como ejemplo".

Preguntada por la situación actual y la suspicacias del mercado sobre la deuda española, Salgado reconoció que España ha padecido en el pasado debilidades estructurales y desequilibrios macroeconómicos, aunque recalcó que el país ha mejorado "mucho" en percepción de los mercados en los últimos meses gracias a las reformas y aseguró que este trimestre también se implantarán medidas.

Por su lado, el parqué madrileño cerró ayer con un alza del 0,31%, gracias al repunte de BBVA (0,71%) y Santander (0,61%), que llevó al Íbex 35 a los 10.376,5 puntos, en una jornada marcada por la estabilización de la prima de riesgo, aunque continuaba en torno a los 225 puntos. París se anotó un avance del 0,7%, seguido de Lisboa (0,53%) y Londres (0,46%).

Obama alerta sobre el alto déficit de EEUU

EEUU se prepara para los recortes. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, incidió ayer en la importancia de reducir el déficit del país en un momento en que el que la economía está empezando a crecer de nuevo, ya que, en caso contrario, podría causar "graves daños" a la economía estadounidense. "Si no reducimos este déficit, ahora que la economía ha empezado a crecer de nuevo, si seguimos gastando más de lo que recaudamos, esto va a causar graves daños a nuestra economía", advirtió Obama en un discurso en el ayuntamiento de Annandale (Virgina). En este sentido, subrayó que, si no se reduce el déficit, sería menos probable que las empresas se instalasen en el país y podría provocar un encarecimiento de los préstamos hipotecarios o para adquirir un coche, porque "si la gente tiene que seguir financiando la deuda estadounidense, en algún momento habrá que empezar a aplicar mayores intereses". Asimismo, insistió en que si no se pone freno al elevado déficit, tampoco se podrán permitir nuevas inversiones en educación o en energías verdes, así como en muchos otras cosas que importan y "que ayudarán a impulsar la economía y crear puestos de trabajo". Por otro lado, el presidente estadounidense destacó que tantos demócratas como republicanos están de acuerdo en la necesidad de recortar el déficit del país y añadió que, de hecho, existe un acuerdo generalizado acerca de que es necesario reducirlo en cuatro billones de dólares (2,7 billones de euros) en el medio plazo. Obama hizo estas declaraciones poco después de que el ministro de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, dijera que confía en que el Gobierno de EEUU adopte "medidas prácticas" en el marco de una política "responsable" que proteja los intereses de los inversores tras la decisión de la agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) de situar en perspectiva negativa la calificación de su deuda. Hong Lei apuntó que el Gobierno chino, máximo acreedor de EEUU, toma nota de la decisión de la agencia de calificación y recordó que los bonos de EEUU son un destacado producto de inversión.

 

  • 1