martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Deportes

Salva Sevilla todavía no es jugador del Betis

Salva Sevilla está llamado a ser el tercer refuerzo del Betis 2010-11, pero el acuerdo con el Córdoba no es tan completo. Cuesta 200.000 euros y el jugador tiene que poner de su parte.

el 01 jul 2010 / 20:39 h.

Salva Sevilla, a la derecha, en el Salamanca-Betis.
El tercer fichaje del Betis para la temporada 2010-11 debería ser Salva Sevilla, que el miércoles ya superó los pertinentes reconocimientos médicos previos a la firma de su contrato, pero el almeriense todavía no es futbolista verdiblanco. Parecía que el principal obstáculo para su contratación, el preacuerdo firmado con el Córdoba, había sido sorteado ayer después de que el Betis decidiese evitar la vía del Levante para evitar problemas jurídicos (así se lo advirtió el propio club califal) y negociase directamente con el Córdoba. La entidad blanquiverde quería 200.000 euros por romper el preacuerdo y el Betis aceptó a cambio de pagar a plazos, pero el club receptor reconsideró luego su postura y exigió que la compensación fuese abonada en un solo plazo, esta misma temporada. Al cierre de esta edición no había consenso, aunque lo normal es que el fichaje se cierre en las próximas horas.

El problema, uno de ellos, es que la mitad de esa cantidad, 100.000 euros, iba a ser puesta por el propio Salva Sevilla. Pero claro, a lo largo de los cuatro años que iba a firmar con el Betis. Como resulta obvio, no es lo mismo pagar 16 millones de las antiguas pesetas en cuatro plazos que de golpe y porrazo. El caso es que la contraoferta del Córdoba -horas después de que su presidente dijese que el acuerdo era total- fue respondida por el Betis con un sí pero también con un matiz. El club de Heliópolis está dispuesto a pagar en un solo plazo los 200.000 euros, incluidos los 100.000 que iba a aportar el futbolista, a cambio de ir deduciendo esa cantidad de la ficha que cobrará Salva Sevilla durante su estancia en el Betis.

En esos dimes y diretes se encuentra la negociación, según fuentes cercanas a ella, por más que el agente de Salva, Joseba Díaz, dijese a primera hora de la tarde que "no pasa nada". Y  también a pesar de que el presidente del Córdoba, José Miguel Salinas, afirmase que estaba "satisfecho" con el acuerdo matutino. "La estrategia entre el Levante y el Betis no era adecuada y así lo hemos hecho saber. El Betis paga mejor que muchos de Primera, así que entendemos al jugador, pero el Betis nos tiene que indemnizar. Es lo lógico por perjudicar los derechos que tenía el Córdoba", señaló el dirigente.

  • 1