viernes, 15 febrero 2019
22:29
, última actualización
Local

San Benito regresa a Castilblanco de los Arroyos tras 19 años

La conocida como venida del santo tendrá lugar el día 11 en una estampa que no se veía desde 1991 y que atraerá a fieles de toda la provincia.

el 05 jun 2010 / 17:26 h.

TAGS:

El día 11, a las 18.00 horas, San Benito saldrá de su ermita con destino a Castilblanco de los Arroyos, su pueblo, al que regresará después de 19 años fuera. Por todo ello, hasta el día 20 hay un programa de festejos extraordinario, organizado por la Hermandad de San Benito junto a las filiales de la provincia de Sevilla, especialmente de las comarcas de la Sierra Norte y la Vega, además de otras cofradías, que contempla procesiones diarias los nueve días que la talla del santo permanecerá en el pueblo en la conocida como venida de San Benito.

Ocurre que, a diferencia de la Virgen de Escardiel, que visita cada cinco años su pueblo, el traslado desde la ermita a Castilblanco de los Arroyos de San Benito no tiene una periodicidad fija, lo que lo reviste siempre de un carácter extraordinario.

De hecho, en el siglo XX se pueden documentar sólo seis venidas motivadas por diferentes circunstancias. La primera en 1916. Ya en plena Guerra Civil, en 1938, los castilblanqueños trajeron a su patrón a la parroquia del Divino Salvador donde permaneció casi un mes.

La segunda mitad del siglo cuenta con dos traslados muy cercanos el uno del otro, y una estampa inédita para los sambeniteros de Alcalá del Río. De este modo, en enero de 1952 volvió a Castilblanco de los Arroyos, y sólo dos años más tarde, la venerada talla tuvo que ser trasladada a los talleres de las Escuelas Profesionales de la Santísima Trinidad de Sevilla para su restauración. Cuentan que de vuelta a Castilblanco de los Arroyos, a su paso por Alcalá del Río, tuvieron que pararlo. Los devotos se negaron a dejarlo pasar si antes no se atendía su petición de sacarlo en procesión por sus calles.

En 1965, con motivo de las misiones, la venida se revistió de un carácter eminentemente religioso y de oración.

Y hay que remontarse a octubre de 1991 para recordar la multitudinaria procesión que lo trajo por última vez. “En un templete de plata diseñado para la ocasión, junto a miles de sambeniteros caminando a paso ligero, llegó sin pisar el suelo”, relata Lourdes Romero, quien desempeña el cargo de mayordoma, como lo hicieran su padre y su abuelo hace años.

Dentro de unos días, al caer la noche, San Benito, llegará otra vez al Pilar Nuevo, después de 19 años de ausencia y tras recorrer un camino de 12 kilómetros. Los autobuses con dirección a la ermita saldrán al mediodía desde varios pueblos de la provincia hermanados en la devoción por San Benito.

El día 12 será especialmente importante: recibirá la Medalla del Oro concedida por unanimidad por el pleno del Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos el 13 de noviembre de 2009, y el título de alcalde perpetuo del municipio. Para ese día está previsto que a las 19.00 horas salga el santo de la parroquia en dirección a la explanada donde sobre las 20.00 tendrá lugar la celebración de la eucaristía y la entrega de las distinciones previstas, seguida de una procesión por su feligresía.

  • 1