Local

San Fernando, cuna de la libertad

El Rey apela al espíritu de Cádiz para lograr un país unido en la Constitución

el 24 sep 2010 / 12:30 h.

TAGS:

Los Reyes han presidido la sesión parlamentaria que se ha celebrado en el Real Teatro de las Cortes de San Ferndando.
Los Reyes presidieron los actos de conmenoración de la primera reunión de las Cortes en San Fernando.

San Fernando retrocedió ayer 200 años y se vistió con sus mejores galas para conmemorar la celebración del Bicentenario de la reunión de las Cortes en la localidad gaditana. Decenas de isleños ataviados con trajes de época tomaron las calles y engalanaron los balcones para recibir a los Reyes y a la comitiva institucional que no quiso perderse el evento. La reunión de las Cortes hace 200 años fue el germen que hizo posible la proclamación de La Pepa, la Constitución de 1812, dos años después en Cádiz, de ahí que, más que nunca, San Fernando se proclamara ayer como la cuna de la democracia y la libertad.


El Rey animó a valorar y seguir el ejemplo de consenso sembrado hace 200 años por las Cortes de Cádiz para continuar la construcción de "una España moderna, unida, diversa y solidaria, en torno a una Constitución de todos y para todos". Don Juan Carlos y Doña Sofía presidieron la solemne sesión parlamentaria institucional, celebrada en el Real Teatro de las Cortes de San Fernando, con la participación de los presidentes del Congreso, José Bono, y el Senado, Javier Rojo, entre otros representantes de las altas instituciones del Estado.


En la clausura de la ceremonia, acto central de una jornada de celebraciones seguida desde primera hora con expectación en la calle por los vecinos de San Fernando, el Rey subrayó que el espíritu de la "semilla de libertad" nacida en esta ciudad hace 200 años inspiró a los padres de la actual Constitución, que proporciona a España "el más largo periodo de estabilidad y prosperidad en libertad". Tras recordar que los diputados reunidos en la Isla de León el 24 de septiembre de 1810 adoptaron por vez primera reglas esenciales para "luchar contra la amenaza y la opresión" y empezar a edificar una nación "justa y solidaria", el jefe del Estado destacó la importancia de La Pepa como referente "permanente" para el progreso de España "en democracia y libertad".


En un escenario que mostraba una edición facsímil de la Constitución de 1812, los presidentes del Congreso y del Senado también valoraron la influencia del espíritu de 1810 en la actual democracia y elogiaron la contribución del Rey a la consolidación de la libertad. Bono afirmó que el Rey ha hecho más por España y por la Monarquía que todos sus antepasados juntos y le garantizó que los españoles le quieren, pese a que algunos nostálgicos de la dictadura no le perdonen que se pusiera al lado del pueblo.


Un grito de "¡Viva el Rey!, surgido de las butacas del público y seguido por todos los invitados al acto, entre largos aplausos, subrayó estas palabras del presidente del Congreso, quien criticó a quienes "torpemente" llaman a España "el Estado" y animó a impedir que en España nazca un español "que tenga más derechos que otros". Por su parte, Rojo recordó que en 1810 España demostró que es "cuna de acción y de pensamiento" y que "la simbología" de aquellas Cortes reunidas en San Fernando, que derribaron "los pilares del antiguo régimen" y supusieron "la entrada en la modernidad", marcó la Carta de 1978.


La sesión institucional se inició con la lectura, a cargo de la parlamentaria más joven, Sara Dueñas, del primer decreto que aprobaron las Cortes de la Real Isla de León y en el que fueron proclamadas la soberanía nacional, la separación de poderes y la inviolabilidad de los diputados. La lectura de un fragmento de los Episodios Nacionales en el que Benito Pérez Galdós recreó la jornada del 24 de septiembre de 1810 sirvió para evocar un momento histórico en el que "todo respiraba alegría" porque se vislumbraba "una luz nueva". El evento contó con la presencia de la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, o la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, entre otros.

  • 1