Local

San Jerónimo se moviliza contra la mezquita en pleno conflicto vecinal

La Comunidad Islámica asegura que "nadie marcará su agenda" e insta a las autoridades a velar por la seguridad en la manifestación.

el 11 nov 2009 / 15:47 h.

La asociación de vecinos San Jerónimo-Alamillo de Sevilla ha  convocado para las 20,00 horas de mañana una nueva movilización  contra la posible ubicación de la mezquita promovida por la Comunidad  Islámica de España en la barriada de San Jerónimo, en los terrenos  colindantes a la Huerta de la Papachina --uno de los muchos que  baraja el colectivo islámico--, asunto que ha propiciado un conflicto  que se mantiene candente entre distintas facciones vecinales.  

La barriada, así, se ha convertido en los últimos días en  escenario de un conflicto sublimado en forma de cartelería entre el  grupo que se opone a la construcción y otro que niega el interés en  la compra de los mismos, algo que ha refutado la Comunidad Islámica,  entidad promotora del templo.

De esta manera, el barrio cuenta desde hace días con carteles en  los que, por un lado, la asociación de vecinos San Jerónimo-Alamillo,  junto a otros colectivos vecinales del lugar, da cuenta del rechazo  vecinal a este proyecto, que ya ha suscitado recogida de firmas y  concentraciones en la Plaza de la Media Luna de la zona, con  argumentos tales como "la mezquita, lejos de nuestras casas" o "no  queremos lo que otros no quieren".  

De otra parte, un segundo pasquín hace referencia a reuniones  mantenidas entre la Plataforma Vecinal por la Convivencia y la  Gerencia de Urbanismo, "en la que se ha dejado claro que no existe  documentación ninguna sobre la construcción de una mezquita", según  el cartel al que ha tenido acceso Europa Press.

Este colectivo hace referencia a que disponen de información de la  Comunidad Islámica de que "aunque en un principio consultaron a la  empresa propietaria de los terrenos, no ha existido interés real en  la compra de los mismos".

Mientras que los vecinos de este segundo colectivo critican la  presencia de fondo de partidos de extrema derecha en las acciones  contra la mezquita, la otra facción señala que tras el comunicado de  la plataforma por la convivencia también podrían existir intereses  políticos, toda vez que el colectivo manifiesta en el texto su  "malestar" por el debate, añadiendo en éste a PSOE e IU.

TEMOR VECINAL A INCIDENTES

En lo que coinciden muchos de los residentes de la zona, según  indicaron a Europa Press fuentes vecinales, es en el temor a que el  "cargado" ambiente del barrio a raíz de este tema pueda derivar en el  registro de incidencias durante la próxima concentración vecinal.

Por su parte, el presidente de la Comunidad Islámica, Malik Riz,  subrayó a Europa Press su convicción de que las concentraciones y  movilizaciones vecinales utilizan a la mezquita como una "excusa"  para confrontaciones de signo político, en los que el colectivo "ni  puede ni quiere entrar". En este sentido, instó a las autoridades,  "como haría cualquier ciudadano", a velar por la seguridad ciudadana  en la movilización.

Ruiz reivindicó que el interés por estos suelos, con cuyos dueños  aún no se ha contactado, ha estado en todo momento ajustado a  derecho; en lo tocante a futuros contactos y la posibilidad de  paralizar éstos por la polémica, señaló que "nadie va a marcar la  agenda de la Comunidad Islámica", que no se siente "ni presionada ni  amedrentada por esta situación".   

  • 1