lunes, 25 marzo 2019
21:34
, última actualización
Local

San Jerónimo suma dos nuevas cajas que reducen las emisiones

Renault prevé mejorar este año la producción en 100.000 unidades

el 11 may 2010 / 18:59 h.

TAGS:

El director de la planta sevillana, François Frenette, probó ayer el modelo Twizy de la gama eléctrica.

El futuro de la planta sevillana de Renault en San Jerónimo, especializada en la producción de cajas de velocidades, también pasa por el color verde. La estrategia del grupo del rombo, denominada Eco2, incluye para la factoría hispalense la incorporación de dos nuevos proyectos, dos cajas de cambios que buscan mejorar la eficacia del motor reduciendo a su vez las emisiones contaminantes de CO2.

Así lo reseñó ayer el director de la planta de San Jerónimo, François Frenette, tras presentar el proyecto de coche eléctrico del grupo francés y lanzar un mensaje de tranquilidad pues, aunque Sevilla no asuma carga de trabajo de ese nuevo vehículo que se hará en Valladolid, lo cierto es que su carácter fundamentalmente exportador -la producción de cajas se destina en un 80% al resto de fábricas del grupo- le procura un alto nivel de estabilidad en su actividad.

De este modo, Sevilla está pendiente de recibir el visto bueno de la matriz para comenzar a fabricar este mismo año las dos nuevas cajas de cambios, una perteneciente a la familia J y llamada JHQ Kaizen, que permitirá rebajar la emisión de dióxido de carbono por debajo de los 130 gramos por kilómetro, y la nueva TL4 Champion (la TL4 corresponde a la familia de seis velocidades), que rebajará las emisiones hasta los 120 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Y es que la estrategia industrial de la firma del rombo en Sevilla pasa por reducir las emisiones en sus cajas JB, JH y TL4. Junto a ello, se persigue aumentar el volumen de exportación a países emergentes.

Aunque Renault, como el resto de fabricantes automovilísticos, está centrado en el desarrollo del coche eléctrico, el parque móvil estará integrado en un 90% por el vehículo convencional, ése que necesita una caja de velocidades. "A corto plazo no queremos diversificar la fábrica con otra actividad", señaló el director de la planta, tras incidir en las nuevas expectativas de exportación que se abren para suministrar cajas de velocidades para Nissan en la India y para otros países emergentes como Marruecos, y tras enfatizar que San Jerónimo aporta el 30% de la producción de cajas del grupo.

Y expresó su confianza para que en el horizonte de 2012 Sevilla pueda suministrar la mitad de las cajas de la familia J -que incorporan los modelos Twingo, Symbol II, Clio II y Kangoo- para mercados como la India, México y China, en el marco de la alianza Renault-Nissan.

A día de hoy, y después de un 2009 "particular", con una primera mitad del año para olvidar y una segunda de recuperación de actividad, la factoría sevillana produce 3.700 cajas diarias, cifra que si bien aún está lejos de su capacidad máxima de 5.000, sí que permite estimar que a final de año de la fábrica saldrán unas 800.000 cajas, volumen que supone mejorar en 100.000 unidades la producción alcanzada en 2009, explicó Frenette.

También se pronunció sobre los problemas logísticos para trasladar la mercancía, una cuestión sobre la que trabajan con el puerto de Algeciras, ya que el stock y los grandes flujos de transporte necesarios no hacen viable hoy la apuesta por el de Sevilla.

  • 1