domingo, 24 marzo 2019
15:54
, última actualización
Cofradías

San José Obrero abre el ciclo de las procesiones de Gloria

Primera salida tras las nuevas reglas penitenciales de la corporación.

el 07 may 2012 / 18:21 h.

La imagen letífica, en su recorrido por las calles del barrio.

Con el regusto aún en el paladar del excelente pregón de las Glorias pronunciado el sábado por el cofrade Lutgardo García Díaz, la salida procesional de San José Obrero inauguraba ayer domingo el ciclo de las procesiones letíficas en Sevilla.

La de ayer no era una salida más en el barrio que tiene por patrón al Patriarca San José. La imagen del santo se reencontraba con su gente en la primera salida procesional tras la reciente concesión, el pasado mes de febrero, del carácter penitencial a la hermandad que le da culto, y cuyos primeros nazarenos -de túnicas y antifaces azul marino y capas blancas- asomarán a la feligresía el Sábado de Pasión de 2013 acompañando al Nazareno de la Caridad y la Virgen de los Dolores, titulares peniteniales de esta joven hermandad. Acompañado por los sones de la agrupación musical Nuestro Padre Jesús de la Salud, de la hermandad de Los Gitanos, el paso de San José Obrero, al mando del capataz Antonio Santiago, lució en su recorrido un crespón negro de luto en memoria del querido y recordado Padre Víctor García, fraile de la Orden de los Mínimos, quien fuera párroco de San José Obrero hasta su fallecimiento el pasado mes de septiembre. Como es habitual, el exorno floral del paso estaba compuesto de diversas especies vegetales, todas en color blanco, principalmente por los tradicionales claveles, así como también rosas, margaritas spider y antirrinum.

Con la solemne procesión, la hermandad de San José Obrero culmina los cultos anuales a su titular glorioso, en cuyo honor el barrio acogía hace unos años una grandiosa velá con numerosos cacharritos, reducida ahora a un ambigú en los límites del patio parroquial.

RETORNO

Casi a la misma hora en que en San José Obrero se inauguraba el ciclo de procesiones letíficas, la imagen de Santa Lucía retornaba a su sede provisional de San Román tras presidir el sábado en la Catedral la exaltación de las Glorias.

  • 1