domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Local

Sánchez Gordillo amenaza con debilitar a IU si no es candidato

Valderas exige renunciar a la Alcaldía a quien vaya en las listas y el regidor jornalero lo acata

el 18 ene 2012 / 19:37 h.

TAGS:

Valderas y Sánchez Gordillo, en el Parlamento.

Después de que el PP desafiara la ley electoral al incluir a cinco alcaldes como cabezas de lista al Parlamento andaluz, IU, que sacó adelante con el PSOE el veto a los regidores, dejó claro ayer que no permitirá una insumisión a la norma. El coordinador regional, Diego Valderas, exigió a los alcaldes que vayan en las listas de su partido el 25-M que garanticen públicamente que abandonarán la Alcaldía en el caso de ser elegidos diputados. La advertencia va dirigida a Juan Manuel Sánchez Gordillo, regidor de Marinaleda (Sevilla), quien se opuso, en contra de su partido, a esta reforma de la ley. Ayer anunció que dejará la Alcaldía para ser diputado y que si IU no lo incluye como número uno por Sevilla, la CUT-BAI -formación que lidera y que es una de las más importantes de IU- abandonará Izquierda Unida.


"Quien se presente en Izquierda Unida lo hace para ser diputado y tiene que dejar su responsabilidad anterior", afirmó tajantemente Valderas. En rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por el responsable de la campaña, Juan Vicente Acuña, Valderas indicó que esta exigencia a los miembros de su formación la hace también extensible a los alcaldes del PP que se presentarán en las listas. "Zoido, Rodríguez o Nieto, entre otros, tienen que ser honrados y decirle a la ciudadanía si van a optar por el cargo de diputado o por el de alcalde", apuntó.


Si bien, en relación al recurso que está previsto que presente el Gobierno de Rajoy a la ley andaluza que recoge la incompatibilidad entre los cargos de diputado y alcalde, lo que paralizaría la norma antes del 25-M, Valderas dijo que si el Ejecutivo opta finalmente por esta opción, "también tendrá que poner en solfa la ley similar aprobada en Galicia, que no solo recoge la incompatibilidad, sino la inelegibilidad". En el caso de Andalucía, un alcalde sí puede ser elegido diputado, pero deberá renunciar a uno de los dos cargos.


enfrentamiento. La semana pasada, Valderas despejó la incógnita y anunció que, de nuevo, se presentará a las autonómicas por su provincia natal, Huelva que, no obstante, es una plaza más complicada desde el punto de vista electoral que Sevilla. Dejaba así vía libre a Sánchez Gordillo para concurrir por la capital andaluza y, de paso, se ahorraba un enfrentamiento con la CUT. Pero la elaboración de las candidaturas todavía no está cerrada e IU es un partido de todo menos unido.


El alcalde de Marinaleda avisó de que la CUT "se vería obligada" a abandonar IU si no es él quien encabeza la candidatura por Sevilla. En declaraciones a Europa Press, Sánchez Gordillo indicó que IU estaría "echando" a la CUT si esta candidatura la encabeza un representante del Partido Comunista de Andalucía (PCA). Y es que, según apuntó, "no puede ser que el PCA encabece las ocho candidaturas porque no se estaría respetando la pluralidad". Insistió en que en estos momentos la CUT "ya está poco representada en las instituciones, -solo un parlamentario de seis-, como para que se pase a ninguno, cuando, según apuntan las encuestas, IU podría lograr siete u ocho escaños en las próximas autonómicas". "Estamos pidiendo muy poco", añadió. Sánchez Gordillo también denunció que IU solo permita tener derecho a voto en la elaboración de candidaturas a aquellas personas que están al día de las cuotas, lo que, según dijo, perjudica a la CUT. "Aquí la mayoría son jornaleros y no tienen para pagar", se excusó.


Sobre la exigencia de abandonar la Alcaldía para ser diputado, el regidor, que lleva al frente del ayuntamiento desde las primeras elecciones democráticas de 1979, aseguró que renunciaría. "Sería primer teniente de alcalde en Marinaleda y ejercería las mismas funciones y el mismo papel que hoy desempeño. Esta es por tanto ésta una cuestión estúpida y ridícula", manifestó. No obstante, volvió a mostrar su desacuerdo con esta normativa y recordó que dio instrucciones a su abogado para que la recurriera en los tribunales. Si el recurso no prospera o se dilata en el tiempo, acatará la normativa. El parlamentario opinó que si los alcaldes no pueden estar en el Parlamento, "los partidos pondrán a los más pelotas con las direcciones, pero no a los mejores".

  • 1