Local

Sánchez Gordillo dice que quien pacta con el "demonio, PP y PSOE, termina en el infierno"

el 09 mar 2012 / 16:03 h.

TAGS:

El cabeza de lista por IU-LV por Sevilla en las elecciones andaluzas, Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha advertido que su partido no tiene que pactar con "nadie", sino con su programa electoral y con los ciudadanos y deja claro que "acaba en el infierno quien pacta con el demonio", tras apuntar a PP y PSOE.


Sánchez Gordillo, que ha participado en un acto electoral en San Jerónimo, junto con el portavoz municipal de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, ha indicado que tanto PP como PSOE representan el "capitalismo, el paro y la corrupción", con los casos 'Gürtel' y de los expediente de regulación de empleo (ERE) irregulares, respectivamente, constituyéndose IU como la "alternativa". "No tenemos que pactar con nadie, sino con nuestro programa, con la calle y con la gente concreta que tiene problemas concretos, porque quien pacta con el diablo termina en el infierno", sentencia Sánchez Gordillo, que agrega que "el infierno es el capitalismo y el PP y el PSOE son el diablo".

Durante el acto, ha puesto de manifiesto que existen dos maneras de salir de la crisis, "o dando todas las ventajas a los poderosos, los bancos y el mercado, o mirando el interés de los trabajadores". Así, recalca que el paro tiene salida, pero con otro modelo económico, y apunta a la economía productiva, la economía social y el cooperativismo, además del acceso a los medios de producción por parte de los trabajadores. "Es necesario que la economía tenga rostro humano, pero los fundamentalistas del capitalismo, PSOE y PP, sólo atienden al mercado y no a una economía que tenía que ser solidaria y ética", lamenta.

Sánchez Gordillo subraya que IU es la "única fuerza" que ofrece una salida a la crisis, respondiendo a los intereses de los trabajadores y con una apuesta por una reforma "profunda" del modelo económico y social, siendo "prioritaria" la reforma financiera para que exista fluidez de crédito. En este sentido, afirma que no se puede crear empleo haciendo "recortes" desde lo público y "sin inversiones privadas ni publicas", además de con una reforma laboral que convierte a los empresarios en "amos" y a los trabajadores en "esclavos, con un despido", unas medidas que llevan "sólo al aumento del desempleo".

Asegura que no se puede privatizar la sanidad, que crearía "muchos puestos de trabajo sin externalizar servicios", y deja claro que se necesitan "más maestros". Además, insiste en que el tema de la vivienda no se resuelve por los "intereses creados", y que la rehabilitación supondría una fuente de empleo, al igual que podría serlo astilleros "porque tiene carga de trabajo" o la recuperación del sector de la aceituna de mesa, "que se vende por debajo de costes de producción".

  • 1