Local

Sancionan por dos faltas 'muy graves' al juez Urquía

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) abrió expediente por dos faltas muy graves al juez Francisco Javier De Urquía, suspendido cautelarmente al ser investigado en los casos Malaya e Hidalgo. Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 23:46 h.

TAGS:

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) abrió expediente por dos faltas muy graves al juez Francisco Javier De Urquía, suspendido cautelarmente al ser investigado en los casos Malaya e Hidalgo.

La decisión del órgano de gobierno de los jueces fue por unanimidad. Las faltas que se le imputan, ambas muy graves, son la de desatención en la tramitación o resolución de procesos y la de incumplimiento de la prohibición de asesoramiento jurídico.

El juez Urquía, que ya fue suspendido el pasado 5 de julio por su presunta implicación en el caso Malaya, se enfrenta ahora a un segundo proceso -que abrió el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía el pasado enero- en relación al caso Hidalgo que el mismo instruyó contra el blanqueo de capitales procedente de distintas actividades delictivas en la Costa del Sol. En esta causa, en la que Urquía está de nuevo imputado de cohecho y prevaricación, se investigan presuntas gestiones realizadas por el juez para favorecer a algunos de los imputados. La operación Hidalgo concluyó con 23 detenidos, entre ellos varios letrados y notarios de gran relevancia, 92 millones de euros, 60 coches de lujo y 553 viviendas intervenidas.

En el caso Malaya, que supuso ya la suspensión del juez el pasado julio, investigan si Urquía cobró 78.300 euros de Juan Antonio Roca, el presunto cerebro de la trama marbellí. De Urquía está acusado de aceptar ese dinero para comprar una vivienda a cambio de asesorar a Roca y suspender un programa de televisión sobre su patrimonio.

Ayer Urquía declaró a Efe que el proceso que se sigue contra él por el caso Hidalgo es una "vergüenza" y constituye "una maniobra orquestada por las mafias de la Costa del Sol para desprestigiar el procedimiento a través del cual se atacó a las principales fuentes de blanqueo de las mismas".

Precisamente la investigación abierta contra Urquía en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha provocado que la Fiscalía recuse al presidente del TSJA, Augusto Méndez de Lugo, y al magistrado Jerónimo Garvín por "pérdida de imparcialidad objetiva", avanzó ayer El País, que "les sobreviene de forma completamente involuntaria".

El problema reside en que ambos tuvieron durante meses sobre su mesa -enviados por el magistrado que instruía el caso- varios tomos con la transcripción de las escuchas telefónicas practicadas a De Urquía. Éstas recogen conversaciones del juez con su abogado sobre cómo iba a montar su defensa. Si prospera la recusación, ni Méndez de Lugo ni Garvín podrán forman parte del tribunal que enjuicie a Urquía.

  • 1