Local

Sanidad alerta contra el contagio de gripe A por besos y el agua bendita

el 16 sep 2009 / 07:13 h.

TAGS:

Ayer se celebró la festividad de la Virgen en múltiples puntos del país, pero este año los actos litúrgicos se verán alterados por prescripción médica. Sanidad ha lanzado una campaña preventiva contra la gripe A que desaconseja besar reliquias y meter la mano en pilas de agua bendita.

Son algunas de las recomendaciones de esta nueva campaña presentada ayer por la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, que también alerta de que los besos o apretones de mano pueden ser vías de contagio. Hace unos días, el deán de la Catedral de Toledo ya se adelantó al instar a los fieles de la Virgen del Sagrario a sustituir el tradicional beso a la medalla de la imagen por un simple toque con la mano. Asimismo, el Colegio de Médicos de Madrid lleva días con pancartas en su fachada con el lema "No beses, no des la mano, di hola"

Según los últimos datos facilitados ayer por la ministra, la semana se registraron 14.391 casos de contagios, lo que supone una tasa de 32,89 por cada 100.000 habitantes (se considera una tasa alta a partir de 60). Pero hay personas que podrían estar enfermas sin saberlo y trasmitir así el virus a través de gestos como besar, apretar la mano o meterla en una pila de agua bendita. Por ello, desde hoy y hasta septiembre el Ministerio, en colaboración con las comunidades autónomas, difundirá consejos "claros y sencillos" para evitar estas vías de contagio en carteles ubicados en mobiliario urbano, espacios radiofónicos y redes sociales como Facebook o Twitter. Además se repartirán folletos en colegios y organizaciones y habrá un vídeo informativo de recomendaciones.

Taparse la boca al estornudar con un pañuelo desechable; lavarse las manos con jabón frecuentemente "al menos durante un minuto" y realizar un uso responsable de los servicios de salud "para evitar colapsos" son los consejos principales de la campaña, que se difundirá "en lugares que tengan un gran volumen de tráfico de ciudadanos, como son los aeropuertos, estaciones de tren, o lugares costeros", dado que la gran mayoría de ciudadanos está de vacaciones. No obstante, también se refirió a "medidas de higiene básicas" para evitar más contagios como que los fieles eviten mojarse las manos en agua bendita o que besen reliquias, como el manto de la virgen o un santo, ya que este tipo de medidas "funcionan y son eficaces" contra la pandemia.

Jiménez aplaudió la campaña del Colegio de Médicos de Madrid porque supone una llamada de atención, aunque explicó que la del ministerio será "más precisa, más informativa". "No se trata de que queramos cambiar los hábitos de los españoles, pero sí de advertir de que éstas también son vías para el contagio, tanto de la gripe A como de la gripe estacional (...) quien no se ha encontrado alguna vez a una persona que dice: no me des un beso, que tengo gripe", explicó la ministra.

No obstante, insistió en recordar que "es inútil" que las personas sanas utilicen mascarillas, ya que ésta sólo es eficaz para que los pacientes con gripe A no contagien a otros.

El principal objetivo de esta campaña informativa es "evitar saturaciones en los servicios sanitarios" para atender los pacientes en verdadero riesgo.

Mientras tanto, la oposición reclamó al Gobierno que defina ya el calendario de vacunación que debe ser "único para todo el territorio nacional" y los grupos de riesgo a los que se les aplicará este otoño. La coordinadora de Participación Social del PP, Ana Pastor, reclamó que entre ellos se incluya a los pacientes infectados por neumococo y solicitó el establecimiento de "un protocolo único" para la dispensación de los antivirales "a través de las farmacias", y no exclusivamente en hospitales y centros de salud.

Desde IU, el diputado nacional y presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso, Gaspar Llamazares, rechazó la vacunación masiva e instó a evitar "el alarmismo" al considerar que el sistema sanitario español será capaz de responder a la epidemia.

  • 1