Local

Sanidad autoriza seleccionar embriones libres de tumores

Se había hecho antes, pero nunca en casos de cáncer. El Ministerio de Sanidad y Política Social dio ayer su visto bueno para la selección genética de embriones de dos parejas, una con antecedentes familiares de cáncer de mama y otra con antecedentes de cáncer de tiroides.

el 16 sep 2009 / 01:40 h.

TAGS:

Se había hecho antes, pero nunca en casos de cáncer. El Ministerio de Sanidad y Política Social dio ayer su visto bueno para la selección genética de embriones de dos parejas, una con antecedentes familiares de cáncer de mama y otra con antecedentes de cáncer de tiroides.

Es la primera vez que la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida estudia la posible aplicación de la selección genética de embriones en casos concretos de cáncer hereditarios graves, de desarrollo precoz y, en la mayoría de los casos, carentes de tratamiento.

La Comisión aprobó el uso del Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) en un caso de cáncer de mama hereditario remitido por la Generalidad de Cataluña, en el que se ha detectado mutación del gen BRCA1. La presencia de este gen, del cual es portadora la familia, se traduce en una neoplasia sumamente agresiva, que se desarrolla a edad temprana. "Los antecedentes familiares demuestran la elevada penetrabilidad de este cáncer, que ha provocado varias muertes en diferentes generaciones", señala una nota del Ministerio de Sanidad.

Aunque, según recuerdan desde el Ministerio, sólo un 5% de los casos de cáncer de mama son hereditarios, ser portadora del gen BRCA1 eleva entre un 50% y un 80% las probabilidades de desarrollar un tumor. El pasado mes de enero, nació en el Reino Unido un bebé que se enfrentaba a este mismo problema.

El artículo 12.1 de la Ley de Reproducción Humana Asistida autoriza el uso del diagnóstico genético preimplantacional en el caso de aquellas "enfermedades genéticas graves, precoces y sin tratamiento". Por eso, la Comisión también ha autorizado el uso de esta técnica en un caso de cáncer hereditario de tiroides, afectado por el gen MEN-2A, que ha sido remitido por la Comunidad de Madrid. Este gen se da únicamente en una de cada 35.000 personas.

De tener éxito el tratamiento, será la primera vez en España que nace un bebé libre de la predisposición al cáncer. Los expertos han considerado que estos casos reunían los requisitos imprescindibles de gravedad, aparición precoz y ausencia de tratamiento para recibir el visto bueno.

En total, el Ministerio de Sanidad aprobó ayer 10 solicitudes para la aplicación del diagnóstico genético preimplantacional. De 19 solicitudes estudiadas por la Comisión, 13 estaban relacionadas con la selección de embriones sanos procedentes de parejas portadoras de enfermedades genéticas graves, de las que se aprobaron 10: las dos solicitudes por cánceres hereditarios de mama y tiroides; dos distrofias musculares fascio-escápulo-humeral y seis por casos de afectados por la Enfermedad de Huntington. El resto de casos eran de selección de embriones con fines terapéuticos.

El procedimiento aprobado aye tiene un antecedente exitoso. El primer bebé británico seleccionado genéticamente para no portar uno de los genes que predispone a padecer cáncer de mama en el futuro nació en Londres en enero de este año. Los padres decidieron someterse a un proceso de diagnóstico preimplantacional debido a los numerosos casos de cáncer de mama que se registraron en la familia del padre en las tres últimas generaciones. Y es que aunque los varones portadores tienen menor riesgo que las mujeres de desarrollar tumores, sí pueden transmitir la carga genética a sus descendientes.

La identidad de los padres de la niña se desconoce, pero según la prensa, el marido es portador del gen y a tres generaciones de mujeres de su familia -entre ellas su abuela, su madre, su hermana y una prima- se les diagnosticó el tumor. El director de la Unidad de Reproducción Asistida del hospital, Paul Serhal, señaló al conocerse el caso que "la niña no tendrá que afrontar el riesgo de esta carga genética del cáncer de mama o del cáncer de ovario cuando sea adulta". El legado de los padres es impedir que esta forma de cáncer que ha malogrado a la familia durante generaciones afecte a su descendencia, señaló Serhal. El médico aclaró que eso no permite descartar al 100% que pueda sufrir cáncer de mama [no vinculado al gen] o de otro tipo en el futuro,

La decisión que ayer tomó Sanidad reabre el debate, ya presente entre la comunidad científica de la probabilidad de aplicar de forma protocolizada el diagnóstico genético preimplantacional en casos de cáncer hereditario y mortal, sin necesidad de que se analice caso por caso en la Comisión.

  • 1