miércoles, 24 abril 2019
16:21
, última actualización
Local

Sanidad estudia aprobar una donación de riñón anónima

Un andaluz ha iniciado las pruebas para que su órgano sea dado en trasplante.

el 11 mar 2010 / 19:39 h.

TAGS:

Un andaluz podría protagonizar la primera donación libre y anónima de la sanidad española. La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) anunció ayer que está estudiando el caso de un ciudadano de la comunidad que se ha ofrecido para donar su riñón a quien lo necesite.
Hasta ahora, las donaciones que se practican son de muerto a vivo (requería que la familia del fallecido diera su autorización a la donación del órgano), de vivo a vivo (en el caso de familiares directos, como padres a hijos o entre hermanos) y, en un sólo caso hasta ahora el pasado año, los llamados trasplantes cruzados: son los que se producen entre vivos de dos familias sin parentesco cuando en ninguna de ellas se puede hacer la donación al familiar (por falta de compatibilidad entre paciente y órgano) pero existe esa compatibilidad entre el donante de una familia y el enfermo de la otra.
Estos casos tienen que ser expresamente autorizados por un juez y supervisados por la administración sanitaria pública para garantizar que no hay ninguna prebenda (económica, por ejemplo) y que las donaciones se realizan de forma altruista. El trasplante anónimo (que la ONT denomina trasplante del buen samaritano por la traducción directa del inglés de esta práctica: good samaritan) sería un paso más en esta dirección.
La donación entre vivos se ha puesto en marcha en los últimos años debido a que la reducción de muertos en accidente de tráfico ha supuesto una merma importante en el número de riñones disponibles para trasplantar.
La Consejería de Salud ya inició de forma sistemática el trasplante de vivo a vivo de riñón entre miembros de la misma familia en 2006.
"Desde esa fecha hasta ahora se han realizado 185 trasplantes de este tipo. El año pasado se alcanzó el pico más elevado de todos estos años, con 41", indicó ayer la directora general de Salud Pública, Josefa Ruiz.
El coordinador nacional de la ONT, Rafael Matesanz, indicó a Efe que el primer candidato a donación de un riñón como buen samaritano ya ha superado las pruebas psicológicas precisas y está siendo sometido a análisis físicos para garantizar su correcto estado de salud.
Esta práctica, anunciada ayer en coincidencia con el Día Mundial del Riñón, ha estado prohibida en España desde que comenzó el sistema de donaciones de órganos, pero el pasado mes de noviembre, después de un intenso debate, recibió el visto bueno de la Comisión de Trasplantes del Consejo Interterritorial de Salud.
Ruiz, por su parte, aseguró que este tipo de donación está extendido en los países anglosajones, si bien, la directora general de Salud Pública, aseguró que el modelo que se pondrá en marcha en España será más garantista. "De hecho, no se iniciará hasta que no exista un protocolo de actuación establecido por parte de la Judicatura, puesto que hay que garantizar claramente que el donante y el receptor no se conocen y que en medio el proceso tiene que estar regulado por las administraciones públicas sanitarias y el sistema judicial".
Este control, según Ruiz, "está encaminado a evitar que se produzca un tráfico ilegal de órganos", es decir, que una persona pague a otra por su riñón.
Matesanz dijo que con los buenos samaritanos, utilizados como "comodines" en la donación cruzada, se podrán combinar trasplantes simultáneos de hasta entre ocho o nueve parejas, como se hace en Estados Unidos o en el Reino Unido, y no "dos a dos" como hasta ahora se ha conseguido en España, donde, en agosto de 2009, se realizaron los dos primeros trasplantes cruzados de donante vivo entre una pareja andaluza y otra aragonesa.

  • 1