Local

Sanidad levanta la alerta sobre el consumo de aceite de girasol

El Ministerio de Sanidad y Consumo retiró anoche, casi de madrugada, la recomendación a la población de evitar el consumo de aceite de girasol y comunicó que "todo el aceite de girasol que mañana -por hoy lunes- estará a la venta en los establecimientos de distribución no procede de Ucrania".

el 15 sep 2009 / 03:51 h.

TAGS:

El Ministerio de Sanidad y Consumo retiró anoche, casi de madrugada, la recomendación a la población de evitar el consumo de aceite de girasol y comunicó que "todo el aceite de girasol que mañana -por hoy lunes- estará a la venta en los establecimientos de distribución no procede de Ucrania".

El ministerio informó anoche en una nota remitida a la agencia Efe de que "las autoridades sanitarias y los responsables del sector han concluido satisfactoriamente el proceso de recogida y reposición de producto seguro en la cadena de distribución".

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, ofrecerá hoy lunes una rueda de prensa sobre "el proceso que ha puesto fin a la alerta alimentaria emitida el viernes". También Soria comparecerá en el Congreso a petición propia para explicar cómo ha gestionado su departamento la alerta por la comercialización del este aceite, anunciaron a Efe fuentes de este departamento.

Sanidad señaló en su comunicado que "tanto los responsables del Ministerio de Sanidad y Consumo como los representantes del sector quieren destacar la total coordinación con la que se ha desarrollado este proceso en condiciones de rapidez, eficacia y transparencia".

En todo momento se actuó con el único objetivo de "la protección de la salud de los consumidores por encima de cualquier otro interés y bajo el estricto principio de precaución", añadió el ministerio.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria desaconsejó el pasado viernes a los ciudadanos el consumo de aceite de girasol tras haberse detectado contaminación por hidrocarburos en partidas llegadas de Ucrania. La Comisión Europea (CE), que confirmó la existencia del aceite en Francia, Italia, Holanda, Reino Unido y España, explicó que, según los análisis efectuados, el riesgo ante su consumo se situaba en el nivel más bajo de la escala europea, pues no pone en peligro la salud humana.

La compañía francesa Saipol fue la que importó por el sureño puerto francés de Sète una partida de 2.600 toneladas de aceite de girasol contaminado procedente de Ucrania, de las que envió a España un total de 125, según fuentes oficiales francesas.

Una portavoz de la Dirección General de la Represión de Fraudes explicó que Saipol supo el pasado martes que ese cargamento -que había llegado a Sète en febrero o en mar-zo- estaba adulterado, y lo comunicó al día siguiente a las autoridades francesas, que decidieron bloquear inmediatamente todos los lotes.

Antes de hacerse público este comunicado, se reveló que la partida contaminada llegó a través de un bar- co que atracó en Cataluña y que no se había limpiado en un transporte anterior. El hecho de que no se limpiara causó la contaminación de la carga posterior de aceite de girasol que llegó a España desde Ucrania, el país al que, por cierto, más aceite compran las empresas nacionales.

  • 1