Local

Santa Clara y Torneo son las zonas con peor calidad del aire

Llevan una semana registrando contaminación por partículas

el 11 feb 2011 / 20:05 h.

TAGS:

El punto de medición situado frente a la Barqueta, ayer por la tarde.

Según datos de la Consejería de Medio Ambiente, desde el sábado pasado se están registrando niveles de contaminación perjudiciales para la salud en varias estaciones de medición, situadas tanto en Sevilla capital como en Mairena del Aljarafe y Alcalá de Guadaíra. Los casos más acusados se han dado en Santa Clara y en la zona de Torneo.
La contaminación se debe a partículas en suspensión, lo que diferencia el caso hispalense de los recientes episodios acaecidos en ciudades como Madrid y Barcelona (que sufrieron contaminación por dióxido de nitrógeno, gas en su mayor parte procedente del tráfico rodado).


No obstante, según informan tanto la Consejería de Medio Ambiente como investigadores de la Universidad de Sevilla, la contaminación por partículas en suspensión es, a la larga, también perjudicial para la salud, "especialmente en aquellas personas con alergias o afecciones pulmonares, que padecerán agravamientos de sus cuadros sintomáticos de forma casi inmediata al estar sometidos a este tipo de contaminación ambiental".


Los puntos de medición situados en Santa Clara y Torneo están registrando todos los días -desde el 5 de febrero- niveles calificados como "malos" por la normativa vigente, situación que se produce al superarse los 50 microgramos de partículas por metro cúbico. La situación llegó incluso a "muy mala" en Santa Clara el pasado martes.


Junto a éstos, otros puntos están registrando situaciones "malas" de contaminación por partículas, como son Los Príncipes (domingo, lunes, martes y miércoles), Mairena del Aljarafe (domingo, lunes y miércoles) y Alcalá de Guadaíra (el jueves). En Sevilla capital existen siete estaciones de medición, pero sólo cuatro de ellas pueden medir el volumen de partículas en el ambiente. De esta forma, no es posible conocer la situación del centro, La Ranilla y San Jerónimo.


Las partículas en suspensión son "un conglomerado de pequeños materiales diferentes, de origen tanto humano como natural, que permanecen de forma estable en el aire durante largos periodos de tiempo sin caer al suelo", según explican técnicos de la Consejería. Debido a ello, advierten de que "es un tipo de contaminación difícil de combatir, pues estas partículas pueden ser trasladadas por el viento desde grandes distancias". En el presente caso aclaran que "se trata de partículas predominantemente de origen natural, en su mayoría polvo sahariano, que debido a las actuales condiciones anticiclónicas ha quedado atrapado en la zona de Sevilla". No obstante, su origen natural no elimina los riesgos para la salud.


Según explica a este periódico Benito Navarrete, catedrático de la Hispalense, "está demostrado que respirar aire contaminado con partículas es perjudicial para la salud, especialmente para las vías respiratorias, aunque a largo plazo".
Sevilla sigue en cualquier caso dentro de los parámetros establecidos por la UE -se precisarían más de 35 días con exceso de partículas para salirse de ellos-, y recientemente ha sido presentado por el Ayuntamiento un informe en el que se refleja que "Sevilla no ha estado en alerta por niveles altos de contaminación atmosférica ni un solo día del año 2010".

  • 1