viernes, 16 noviembre 2018
09:19
, última actualización
Deportes

Santa Cruz esprinta para llegar y Beñat da el susto

El paraguayo es la gran duda para el viaje de este viernes a Villarreal.

el 17 nov 2011 / 22:08 h.

El Betis partirá esta tarde en dirección a la Comunidad Valenciana con siete jornadas sin ganar en su equipaje y la intención de finiquitar semejante racha, que dura ya dos meses. Para eso es imprescindible marcar goles y para marcar goles es casi imprescindible que todos los delanteros estén disponibles. La buena noticia para Pepe Mel en este sentido es que Santa Cruz continúa empeñado en adelantar los plazos de su recuperación y ayer, de nuevo, se entrenó con una intensidad inusitada en pos de un asiento en el chárter. El paraguayo se ha machacado a base de bien durante toda la semana y hoy puede obtener su recompensa. Ayer, en una sesión muy corta en cuanto a duración, completó todo el trabajo con el grupo y después se quedó rematando centros laterales.

Si Santa Cruz aportó la buena nueva, Beñat proporcionó el susto. El centrocampista, cuya titularidad es indiscutible, fue el único ausente de la mañana por una sobrecarga lumbar, aunque en condiciones normales se montará hoy en el avión y jugará mañana en El Madrigal.

Beñat fue precisamente el protagonista en la sala de prensa, donde admitió que empatar no es malo. Pero ganar es mejor, claro. "El fin a la mala racha yo lo pondría con una victoria. El empate es bueno, pero hay que sumar tres puntos. La racha ha sido mala porque hemos perdido, pero las sensaciones durante todo el tiempo han sido buenas", indicó el vizcaíno, que se enfrentará a un adversario en similitud de condiciones. "El Villarreal también está un poco dolido, como nosotros, pero tiene una buena plantilla", advirtió. El vasco insistió en que el objetivo es "seguir con el mismo estilo de presionar arriba". "La pelota pesa un poco cuando el equipo pierde confianza, pero todo cambiará cuando ganemos", reiteró.

En cuanto a su adaptación a la categoría, Beñat confesó que "al principio" notó "un poco el cambio", pero todo ha sido cuestión de acostumbrarse. "El ritmo no es muy diferente, pero el balón sí es verdad que va más rápido y la gente no falla tantos pases. Mi rendimiento al principio era bueno porque también lo era el del equipo. Si el equipo está mal, todos estamos mal", sentenció.

También habrá que ver si Mel convoca a Jefferson Montero, que ha estado semana y media fuera de Sevilla, concentrado con su selección, y apenas habrá sumado un par de sesiones antes del partido. El ecuatoriano, que sólo acumuló media hora de juego en los dos encuentros jugados por su combinado nacional, está cedido por el Villarreal.

  • 1