Local

Santa Cruz le gana a Morales el pulso por la autonomía en Bolivia

La región de Santa Cruz proclamó ayer su estatuto de autonomía tras someterlo a un referendo que el presidente calificó de "fracaso", aunque convocó a dialogar sobre una "verdadera autonomía". Con un tercio de las mesas escrutadas, el "sí" al estatuto de Santa Cruz logró el 84% de los votos.

el 15 sep 2009 / 04:19 h.

TAGS:

La región de Santa Cruz proclamó ayer su estatuto de autonomía tras someterlo a un referendo que el presidente Evo Morales calificó de "fracaso", aunque convocó a dialogar sobre una "verdadera autonomía". Con un tercio de las mesas escrutadas, el "sí" al estatuto de la región boliviana de Santa Cruz logró el 84% de los votos en el referendo del domingo y la abstención rondó el 35%, informó ayer por la tarde la Corte Electoral Departamental (CDE).

Su presidente, Mario Parada, adelantó en una rueda de prensa que con el 34% de las mesas escrutadas el "no" fue votado por el 15% de los electores, mientras que la participación se situó en torno al 65%. El referendo de Santa Cruz ha evidenciado la división de Bolivia y la emergencia del poder autonomista frente al Gobierno de Evo Morales, que está obligado a rectificar y caminar hacia un acuerdo para no seguir debilitándose.

Así lo advirtieron varios analistas, que coincidieron en que la aprobación del estatuto de autonomía cruceño en la consulta del domingo abre una nueva etapa en el conflicto político del país y un nuevo escenario donde las regiones opositoras de la llamada "media luna" han tomado la iniciativa política.

Sin jurisdicción. "Hay una parte del país fuera de la jurisdicción gubernamental, donde el Gobierno no gobierna", advirtió el analista y ex miembro de la Asamblea Constituyente Jorge Lazarte, quien dijo creer que "no se puede hablar de unidad de Bolivia si a partir de ahora (Gobierno y regiones) no se ponen de acuerdo". Otros advierten de que el movimiento autonomista de Bolivia, liderado por Santa Cruz puede generar una fuerte coalición que obligue a Morales a negociar.

  • 1