Deportes

Santa Cruz, un fichaje de calidad y alto riesgo

El paraguayo tiene un palmarés envidiable: 5 ligas, 4 copas, una Champions, una Intercon- tinental...y  tres operaciones en las rodillas.

el 03 sep 2011 / 19:41 h.

Roque Santa Cruz, durante su presentación.- JM Cabrera

 
El último de los refuerzos béticos ha sido el paraguayo Roque Santa Cruz, un delantero con un palmarés tan envidiable (jugó tres Mundiales con Paraguay en 2002, 2006 y 2010 y ganó 5 Ligas, 4 Copas, una Champions –al Valencia de Cúper en los penaltis– y la Intercontinental con el Bayern, en 2001, eso sí) como dudas levanta su estado físico, pues tras triunfar en la Bundesliga y en su primer año en la Premier con el Blackburn (23 goles, el mejor debutante tras Fernando Torres en la 2007/08), las tres últimas campañas –la 2008/09 en el Blackburn y las siguientes en el Manchester City (que pagó 21 millones de euros por él hace apenas dos años)– han sido decepcionantes por culpa de las lesiones, que sólo le han permitido anotar 14 goles en los 84 partidos disputados en este trienio en todas las competiciones (incluida la selección).

En abril de 2009 Roque Santa Cruz fue operado de los meniscos de la rodilla –que ya le habían intervenido antes en 2003 (problemas de estabilidad en la articulación) y 2005 (ligamento cruzado) cuando militaba en el Bayern–, y las reiteradas lesiones igualmente le han privado de jugar con asiduidad con Paraguay (participó sólo 5 de los 18 partidos clasificatorios para el pasado Mundial de Sudáfrica 2010, al que sí acudió). Este verano con la albirroja llegó a la final de la Copa América  (le hizo un gol a Brasil en las preliminares), pero se lesionó en la semifinal ante Venezuela y no pudo disputar la final ante Uruguay a causa de una tendinitis que le reaparece con frecuencia y le ha tenido parado gran parte del verano.

Santa Cruz es un futbolista de mucha clase y pegada y si el físico le responde aportará un salto de calidad a la delantera del Betis, aunque Mel ya ha adelantado que aún le resta casi un mes para ponerse a la altura de sus compañeros. Los médicos han dado el visto bueno a su fichaje, pero la posibilidad de una recaída siempre va a estar ahí, pues antecedentes hay de sobra en ese sentido. El suyo es un fichaje de calidad y alto riesgo.

  • 1