Deportes

Santa Cruz ya se encuentra en Sevilla

Aterrizó por la mañana en San Pablo y se fue a pasar el reconocimiento médico antes de su fichaje por el Betis.

el 26 ago 2011 / 21:11 h.

Roque Santa Cruz saluda en el aeropuerto (Jonathan Palanco)

El delantero paraguayo Roque Santa Cruz (Manchester City) ha aterrizado pasadas las once de la mañana en el aeropuerto de San Pablo para pasar en Sevilla el pertinente reconocimiento médico antes de su fichaje por el Real Betis, con el que jugará cedido la temporada que arranca hoy.

Santa Cruz expresó su satisfacción por la posibilidad que le brinda el Betis "de jugar en España", algo que perseguía hace tiempo y se le había negado en otras ocasiones. "Espero que todo el papeleo se resuelva bien y pronto pueda jugar en el Betis, un club con gran tradición", comentó en el mismo aeropuerto de San Pablo.

Por 1,4 millones. El reconocimiento médico es el único trámite que falta para que el Betis anuncie la cesión de Roque Santa Cruz, procedente del Manchester City, por una sola temporada. El acuerdo entre los clubes es absoluto y lo mismo puede decirse de la entidad heliopolitana y el delantero. El Betis se gastará 1,4 millones de euros en esta operación, pero no todo el dinero irá destinado a la ficha del paraguayo, ya que también hay una parte para el conjunto inglés.

Santa Cruz cobrará alrededor de un millón de euros y no tendrá el sueldo más alto de la plantilla verdiblanca. La operación goza del visto bueno de los administradores concursales y no cierra ni mucho menos el capítulo de refuerzos, ya que aún hay margen en las arcas del Betis para otro delantero y un lateral izquierdo.

Santa Cruz, que el día 16 cumplió 30 años, llegó a Sevilla a media mañana y nada más aterrizar acudió a la clínica Infanta Luisa. Se había empeñado en jugar en España y la prueba es que perderá dinero para tener los minutos que Roberto Mancini no le pensaba dar en el City. No es que vaya a tener problemas para llegar a fin de mes, obviamente, pero esta temporada no alcanzará los casi cinco millones de euros que firmó en el club de Manchester, que por cierto también se hace cargo de parte de la ficha del futbolista.

La buena noticia para Pepe Mel, además de la llegada del punta, es que encima disfrutará de dos semanas para adaptarlo a la rutina de su equipo, ya que el siguiente fin de semana hay parón por las selecciones y Santa Cruz no ha sido citado por Paraguay para un par de amistosos ante Panamá y Honduras (2 y 6 de septiembre).

La plantilla, en todo caso, no está cerrada. El Betis quiere otro delantero y un lateral y ya hay nombres sobre la mesa: para el puesto de atacante, con Zigic perdiendo boletos cada día que pasa, suenan ahora el ruso Roman Pavlyuchenko (Tottenham) y el argentino Franco Jara (Benfica); para la defensa, el tridente ya conocido: Miguel Lopes, Roberto Lago (Celta) y Javi Garrido (Lazio).

Si el Betis puede afrontar aún dos fichajes es porque no ha alcanzado su tope salarial, que conviene aclarar que no se refiere a lo máximo que puede cobrar un futbolista, sino a lo máximo que se puede gastar el club entre fichajes y sueldos de futbolistas del primer equipo. Ese techo fue fijado en 20 millones por los concursales. La cifra no es un capricho, sino el porcentaje del presupuesto que los administradores consideran más adecuado para asegurar la viabilidad del club sin mermar la competitividad del equipo.

  • 1