Cultura

Santa Justa y Santa Rufina cobran vida sobre las tablas de la sala La Fundición

Rosario Lara y Carmen de Torres presentan el espectáculo de teatro flamenco ‘Las santas’.

el 05 jun 2014 / 23:59 h.

TAGS:

Rosario Lara y Carmen de Torres, listas para conquistar La Fundición. / Viento Sur Rosario Lara y Carmen de Torres, listas para conquistar La Fundición. / Viento Sur

«Con la misma ilusión que cuando teníamos 18 años, pero con algo más de experiencia». Así decían sentirse ayer Rosario Lara y Carmen de Torres, creadoras e intérpretes de Las santas. La leyenda de Justa y Rufina, que presentan en la sala La fundición hasta el próximo 15 de junio. Una propuesta basada en la figura de las patronas de Sevilla, «que no pretende contar una historia religiosa, sino humana, la de dos mujeres rebeldes que quisieron decidir su destino», explican.

Según Rosario Lara, veterana actriz sevillana, la idea empezó a tomar forma desde que conoció a Carmen, formada en el flamenco, y se plantearon la posibilidad de trabajar juntas. «Se me ocurrió la historia de las santas, que son conocidas por unas sevillanas y poco más. Dicen que fueron las primeras feministas, y en todo caso fueron muy avanzadas para su tiempo. Quisieron ponerse el mundo por montera, se negaron a pagar tributos a los dioses romanos, destrozaron la imagen de una diosa y fueron encarceladas y torturadas. Justa murió en un calabozo que todavía existe en los Salesianos de la Trinidad; a Rufina la echaron a los leones, que no la atacaron, y finalmente murió degollada», recuerda la actriz, a la sazón guionista y directora del montaje con la colaboración de Antonio Campos.

La intención de ambas intérpretes a la hora de llevar a las tablas a estos personajes ha sido «contar la historia de dos mujeres reales que se opusieron al poder de Roma», pero también «proponer una reflexión sobre el fanatismo, pues religioso o no, es un tema que sigue de actualidad», agregan. No obstante, recalcan que no se trata de una biografía escenificada, «pues es muy poco lo que se sabe de Justa y Rufina. Lo que queremos plantear es: ¿es mejor morir por los propios ideales, o vivir para ellos? Pero cada una responde de una manera distinta».

Por último, las artistas destacan que el flamenco ocupa «el 50 por ciento» de la obra junto al texto, y que lo cómico y lo trágico se entrelazan en un montaje que «esperamos guste y tenga el respaldo de las instituciones sevillanas, porque si no nos apoyan aquí...».

  • 1