sábado, 23 marzo 2019
09:13
, última actualización
Local

Santamaría apremia a las comunidades a cerrar empresas públicas

La vicepresidenta del Gobierno anuncia la creación de un sistema central  de compras único para toda la Administración del Estado.

el 05 jul 2012 / 16:41 h.

TAGS:

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha  avanzado este jueves que el Ejecutivo va a crear un sistema central  de compras único de suministros para toda la administración del  Estado, con un órgano que se encargará de negociar los contratos y de  obtener "precios razonables". Según ha dicho, algunos ministerios  como el de Defensa han puesto en marcha esas centrales de compras en  sus propios departamentos, lo que ha supuesto "grandes ahorros".

Sáenz de Santamaría, que ha llegado al Campus FAES en Navacerrada  (Madrid) acompañada por el expresidente del Gobierno José María  Aznar,  ha señalado que las reformas estructurales "no son una opción  política sino una condición indispensable para acabar con los  desequilibrios que vive España" y ha subrayado que los ciudadanos han  dado su confianza de forma "claramente mayoritaria" al PP para  "cambiar todo lo que no funciona".

Sáenz de Santamaría ha afirmado que España debe saber aprovechar  sus "fortalezas" para superar los "desequilibrios" y ha subrayado que  la única manera de hacerlo es llevar a cabo un programa reformista  basado en la consolidación fiscal, la reestructuración del sistema  financiero y la puesta en marcha de reformas estructurales para  volver a crecer y crear empleo.

En materia de consolidación fiscal, ha destacado la aprobación de  la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que  incluye mecanismos de  ajuste para que las administraciones públicas "cumplan con la senda  de ajuste marcada" y no se "desvíen" del objetivo de déficit.  "Ha  sido el consenso de las comunidades lo que ha permitido que el  Consejo de Política Fiscal y Financiera iniciara de común acuerdo un  proceso de ajuste generalizado al que debe darse un nuevo impulso",  ha enfatizado.

Entras las reformas y medidas puestas en marcha por el Gobierno  ha citado el pago a proveedores, con la inyección de 27.000 millones  en la economía productiva; la reforma laboral, que está empezando a  dar "sus frutos"; o la reforma financiera que, aunque ha llegado  "tarde" en comparación con otros países, permitirá colocar a los  bancos españoles entre los "más solventes y provisionados" del  conjunto de la UE.

Asimismo, Sáenz de Santamaría ha defendido una profunda reforma  del ámbito regulatorio, con "menos y mejores leyes". A su juicio,  España necesita un proceso de "simplificación normativa profundo a  nivel estatal, autonómico y local", encaminado hacia la  liberalización de muchos sectores. Y la unidad de mercado, ha  asegurado, es "un elemento básico".

En este punto, ha adelantado que se creará una grupo de trabajo  para la unidad de mercado en el ámbito de la comisión de secretarios  y subsecretarios para aprobar una ley reguladora de la unidad de  mercado que será "un paraguas general" sobre el que todos los  departamentos tendrán que trabajar para "una mayor simplificación de  procedimientos en todas las administraciones" con el fin de alcanzar  "un sistema de licencia única y de reconocimiento mutuo de los  permisos y licencias que las distintas administraciones otorgan entre  sí".

A reglón seguido ha citado entre los  objetivos del Gobierno la reforma institucional, ya que, según ha  recalcado, "se impone un cambio en la cultura administrativa". Por lo  pronto, ha dicho que el Ejecutivo ha iniciado un proceso de  reestructuración del sector público empresarial que culminará con la  desaparición de 80 empresas y fundaciones públicas pero ha defendido  la necesidad de que hagan lo mismo las comunidades y los  ayuntamientos. También ha puesto en valor el plan de gestión de patrimonio  inmobiliario del Estado renegociando alquileres y apostando por la  reubicación, algo que, según ha dicho, ha permitido ahorrar 17,5  millones de euros en cuatro meses. Según ha recordado, más de 50.000  fincas constituyen la propiedad inmobiliaria del Estado pero éste  sigue gastando más de 200 millones de euros en alquileres.
Entre las novedades, Sáenz de Santamaría ha adelantado la  creación de un sistema central de compras único de suministros para  toda la administración del Estado que "empiece a analizar los  suplidos que necesita", con un órgano que se encargará de celebrar  los contratos y de obtener "precios razonables". Según ha explicado,  algunos ministerios como el de Defensa han puesto en marcha esas  centrales de compras en sus propios departamentos, lo que ha supuesto  "grandes ahorros".

Además, la vicepresidenta ha asegurado que "en estos días" el  Ejecutivo impulsará "cambios profundos" en la Ley de Bases de Régimen  Local que incluirá una "redefinición" de la estructura de la  administración local y del ejercicio de sus competencias,  garantizando que los pequeños municipios puedan recibir servicios  públicos adecuados "a precios adecuados" y "mejor gestionados". Se  trata de poner orden en la "multiplicidad de entidades locales" que  hay en España que ejercen "con una gran parafernalia administrativa  una multiplicidad de competencias que multiplican la gestión y por  tanto, los recursos públicos".

Asimismo, ha señalado que el Gobierno impulsará medidas para dar  "más transparencia" en aspectos como el número de concejales y la  retribución de los mismos, con baremos para fijar los sueldos de los  alcaldes en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de acuerdo  con las características de los municipios y que se incluirán en la  futura Ley de Transparencia.

La vicepresidenta del Gobierno ha recordado que habrá reformas en  el ámbito de de la Ley Orgánica del Poder Judicial, de su Consejo, y  del Tribunal Constitucional, así como el fortalecimiento de  instituciones como el Tribunal de Cuentas. "Vivimos un momento de  cambio y el cambio se impone a todos los niveles" ha señalado, para  añadir que ya lo hizo el PP en 1996 y ahora las reformas también son  "imprescindibles" para crecer y crear empleo.

La 'número dos' del Gobierno que ha abierto el curso 'De la  primera Constitución al constitucionalismo del futuro' que dirige el  exsecretario de Estado Ignacio Astarloa, ha recordado loa avances de  'La Pepa' y ha afirmado que el momento actual, como hace 200 años  también es un "momento de cambio" y "una nueva visión de  constitucionalismo". "La historia nos enseña a no repetir los errores  del pasado y nos recuerda como afrontando con valentia y  determinación los problemas es posible mirar al futuro. La historia  de un país no es nunca un lastre sino un activo del que se puede  aprender", ha apostillado.

Sáenz de Santamaría ha resaltado que con el Gobierno de Mariano  Rajoy, España "ha recuperado el rumbo y está recuperando el lugar que  en otros momentos tuvo en Europa", dejando de "avanzar en dirección  contraria como hace algunos años". Según ha dicho, el Ejecutivo del  PP fue el primero el reclamar una apuesta por el crecimiento y la  integración en la Unión y está dispuesto a contribuir a liderar ese  objetivo.

En este contexto, ha pedido dar "un paso más" porque la política  monetaria requiere hoy de una política fiscal más coordinada y de una  verdadera unión bancaria. Y el Consejo Europeo celebrado la pasada  semana en Bruselas, ha proseguido, avanzó "desde la responsabilidad"  y fijó "las líneas de futuro par la Unión Europea".

  • 1