Local

Santiago del Valle declara que desconoce qué le ocurrió a la niña y que declaró "coaccionado"

Ha refrendado que no tiene "ni idea" de lo que le ocurrió a Mari Luz, y ha insistido en que se tuvo que ir en la madrugada del 14 de enero de 2008, junto a su mujer, "por las amenazas de los gitanos".

el 16 feb 2011 / 10:34 h.

TAGS:

El presunto autor de la muerte de la pequeña Mari Luz, Santiago del Valle, ha asegurado que desconoce lo que le ocurrió a la niña y que lo siente porque él también perdió a una hija de 25 meses, así como que su segunda declaración en el Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva el 27 de marzo de 2008, donde aseguró que "había visto a la niña, que ésta se cayó y que la había tirado inconsciente por una alcantarilla a 300 metros de su casa", la realizó "coaccionado por la Policía", ya que los agentes le hicieron creer que había sido él y le pidieron que se declarara culpable.

Durante su declaración, Santiago del Valle, que sólo ha contestado a las preguntas de su letrado, Juan López Rueda, y del ponente del tribunal profesional, Antonio Germán Pontón, ha refrendado que no tiene "ni idea" de lo que le ocurrió a Mari Luz, y ha insistido en que se tuvo que ir en la madrugada del 14 de enero de 2008, junto a su mujer, "por las amenazas de los gitanos", que entraron en su casa "sin permiso".

Del Valle ha asegurado que salió de su casa el día 13 de enero, con su mujer sobre las 16,30 horas hasta las 20,30 horas aproximadamente, y cuando llegó a la barriada del Torrejón se encontró con la noticia de que "había desaparecido una niña y que la estaban buscando".

Preguntado por su letrado, Santiago del Valle, nacido en Huelva, concretamente en la barriada de las Colonias, ha señalado que desde que se fue de Huelva, ha estado en Madrid, en Valencia, en casa de su hermano; de alquiler en Pajaroncillos (Cuenca), donde fue detenido, y ha remarcado que en este periodo ha cumplido con todas sus obligaciones porque ha reafirmado que "no ha hecho nada", así como el mismo día 14 de marzo fue a firmar a los juzgados de Sevilla.

De igual forma, ha aclarado que en los años 90 se va de Huelva, pero vuelve porque tanto su mujer y él "estaban tirados en la calle" y como su hermana vivía en la casa familiar, en la barriada del Torrejón, se mudaron con ella.

En su segunda declaración, Santiago del Valle matizó el 27 de marzo en los juzgados de Huelva, según ha leído el secretario de la Sección Tercera, que el día 13 de enero desde su ventana vio a Mari Luz y cuando la niña regresaba a su casa, éste "le tiró un oso blanco de peluche". La niña entró a devolvérselo y desde la puerta "la llamó con la mano, momento en el que la niña se asustó, tropezó y se cayó por las escaleras, quedando inconsciente".

A su vez, en esta declaración, aseguró que "no tocó a la niña porque no le dio tiempo" y explicó que "no puede evitar lo que le ocurre con las niñas". Cuando se acercó a Mari Luz, ésta se encontraba inconsciente, entonces subió a su casa, "cogió el carrito de la compra y metió el cuerpo de Mari Luz, tapándolo con un chaquetón negro. Todo fue muy rápido".

SU HERMANA NO LO LLEVÓ EN COCHE

Después sacó el cuerpo de la menor y "la tiró por una alcantarilla redonda y con escaleras y que durante el trayecto hasta la citada alcantarilla, la niña no se movió". Del mismo modo, afirmó que no es cierto que su hermana, Rosa del Valle, lo trasladara en su coche a las marismas, donde apareció el cuerpo de la niña, y que imagina que el cadáver "llegó hasta aquí por las corrientes, ya que la tiró en una alcantarilla a unos 300 metros de su casa".

Asimismo, señaló en marzo de 2008 que había lavado las botas para que "no se encontraran restos orgánicos y también el chaquetón por lo menos tres veces", así como reafirmó que "no tocó a la niña, que le dio miedo al ver que no se movía y no sabe si pudo ahogarse". Todo esto se lo contó a su mujer, según aseguró del Valle, pero ésta no le creyó.

NIEGA LOS HECHOS

Después de la lectura de esta declaración, solicitada por el Fiscal del caso, Alfredo Flores, por "las contradicciones existentes" en las mismas, Santiago del Valle ha negado los hechos, afirmando que cuando realizó estas declaraciones autoinculpándose, estaba "coaccionado y condicionado a decir lo que los agentes querían escuchar para que fuera creíble", tanto en su declaración en Cuenca como la que realizó en los juzgados onubenses.

"Yo me ajusté a lo que la Policía me pidió que dijera", ha asegurado del Valle, quien ha refrendado a su vez que no tiene "ni idea de lo que le ocurrió a la niña" porque no estuvo en ningún momento con ella. Santiago del Valle ha remarcado que estuvo "coaccionado" en todo momento, con un "gran cacao en la cabeza" y que la Policía le pidió que se declarara culpable.

"Llegó un momento en que creí que había cogido a la niña, e incluso creí que era culpable también de la desaparición de Madeleine", refiriéndose a la pequeña Madeleine McCann, la niña desaparecida en Portugal en 2007, indicando además que si no le hubieran condicionado, se hubiera declarado inocente, ya que llegó un momento que "desconocía lo que firmaba".

"No tengo ni idea que le pasó a Mari Luz", ha aseverado del Valle, indicando además que siente lo que le ocurrió porque ha recordado que él también perdió a una niña de 25 meses.

Esta primera sesión ha durado unos 45 minutos y será retomada esta tarde a las 17,30 horas, con la declaración de Isabel García, mujer de Santiago del Valle, y la del hermano de éste Francisco del Valle, que lo harán en calidad de testigos.

LA HERMANA RATIFICA QUE LO LLEVÓ EN SU COCHE 

Rosa del Valle, presunta coautora de la muerte de Mari Luz Cortés y hermana del principal acusado del caso, Santiago del Valle, se ha acogido este miércoles a su derecho a no declarar, pero ha ratificado su segunda declaración realizada en el Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva el 27 de marzo de 2008, donde aseguró que Santiago "no le había dicho nada de la niña", pero que lo llevó en su coche y éste llevaba un carrito de la compra.

  • 1