lunes, 18 febrero 2019
16:58
, última actualización
Local

Santos duplica a Mockus y roza la mayoría en Colombia

Con el 91,80% escrutado, ambos se disputarán la presidencia en una segunda vuelta

el 31 may 2010 / 05:41 h.

TAGS:

Ciudadanos colombianos en Madrid comprueban las listas del censo electoral.

Colombia vota por la continuidad. El candidato oficialista a la Presidencia, Juan Manuel Santos, se confirmaba a última hora de ayer como el más votado en las elecciones, con el 46,57% de los sufragios, seguido por el aspirante del Partido Verde, Antanas Mockus, con el 21,55%, cuando se llevaban contabilizados los votos del 91,80% de las mesas, según los datos hechos públicos por la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Según estos resultados parciales, a Santos, del Partido de la U, afín al actual presidente Álvaro Uribe, le han faltado menos de cuatro puntos porcentuales -se necesita la mitad más uno de los votos- para librarse de disputar una segunda vuelta que está prevista para el próximo 20 de junio.A Santos y Mockus les siguen el candidato de Cambio Radical Germán Vargas Lleras, con 10,24%; el izquierdista Gustavo Petro, del Polo Alternativo Democrático (PDA), con el 9,22%; la conservadora Noemí Sanín, con el 6,05%; y el liberal Rafael Pardo, con el 4,26%.

De los 32 departamentos del país, Santos gana en todos menos en el selvático Putumayo (sur), el único en el que Mockus tiene la mayoría de los votos.Casi 30 millones de colombianos fueron convocados ayer a las urnas para elegir al sucesor de Álvaro Uribe en la Presidencia de Colombia, con Juan Manuel Santos, candidato oficialista, y Antanas Mockus, del Partido Verde, como favoritos y que, según decían las encuestas, partían empatados.

Los dos pidieron en la víspera electoral a los ciudadanos que acudan a votar libremente en las elecciones más disputadas de la historia reciente de Colombia.

Medidas de seguridad. Los comicios se celebraron entre grandes medidas de seguridad con las Fuerzas Militares y la Policía Nacional en máxima alerta en todo el país, con el despliegue de más de 350.000 efectivos que buscaban contrarrestar cualquier intento de atentado por parte de las guerrillas. La calma que se vivió ayer en las ciudades colombianas en las primeras horas de las elecciones a la Presidencia contrastaba con los combates, que dejaron dos soldados y un guerrillero muertos, así como con el intento de bloqueo de carreteras y el hallazgo de explosivos en zonas rurales del país.

Un guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), conocido con el alias de Chamizo murió en combate entre los departamentos de Tolima y Valle del Cauca (suroeste) y tras ese combate otro rebelde fue capturado, informaron fuentes militares. En otra zona rural de Vistahermosa, en el Meta (centro), murió un soldado tras un hostigamiento a una patrulla; mientras que otro uniformado perdió la vida en choques entre el Ejército y miembros de las FARC cerca de Santa Rosa, en Bolívar (norte).

Dos horas después de la apertura de los centros de votación, el ministro de Interior y Justicia, Fabio Valencia, informó de que las autoridades desactivaron tres artefactos y se registraron cuatro hostigamientos de rebeldes contra las tropas, aunque finalmente pudieron ser controlador. Asimismo, señaló que en las proximidades de las localidades de Florida y Miranda se libraban combates entre guerrilleras y tropas.Por otro lado, la III Brigada del Ejército en Cal ubicó y destruyó 70 minas antipersonas, sembradas por las FARC cerca de la localidad de Pradera.

"Las trampas mortales compuestas por explosivo, metralla, puntillas, clavos, grapas y tornillos, iban a ser utilizadas para alterar el orden público durante la jornada electoral", detalló esa unidad militar en un comunicado.

Debido a estos intentos de sabotaje electoral, el presidente saliente, Álvaro Uribe, invitó ayer a los colombianos a votar masivamente y sin dejarse intimidar por las amenazas del "extranjero" o del "terrorismo". Así lo expresó en una entrevista con la emisora Radio Santa Fe, en la que dijo que el país no puede olvidar que "la política estuvo mucho tiempo secuestrada por el narcoterrorismo, por la narcoguerrilla, por el narcoparamilitarismo".

  • 1